Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Abertis busca entrar en Norteamérica con el negocio de autopistas

Propone entregar acciones y abrir su capital a nuevos socios a cambio de nuevas vías de pago
Abertis analiza actualmente la eventual compra de seis autopistas, alguna de ellas en algún país de Norteamérica, si bien no en Estados Unidos. En caso de materializarse algún proyecto en esta zona, el grupo de concesión lograría posicionarse finalmente en un mercado que considera estratégico.
En concreto, Abertis estudia la adquisición de dos autopistas en Europa Occidental, además de la que negocia desde hace varios meses en Italia.
Los otros tres proyectos bajo análisis están en América, pero no en Estados Unidos, ni tampoco en Brasil, según concretó el director financiero de Abertis, José Aljaro.
No obstante, durante la presentación de los resultados del grupo en 2015, el directivo apuntó que en Argentina, tras los cambios de Gobierno, se abre un nuevo mercado.
CANJE DE ACCIONES POR AUTOPISTAS.
Abertis avanzó que en algunas de estas eventuales operaciones corporativas ha propuesto 'pagarlas' mediante el canje de acciones que actualmente tiene en autocartera por los activos. En caso de que este sistema de pago fraguase, Abertis abriría así su capital a la entrada de nuevos accionistas.
El grupo ya empleó este sistema de intercambio de acciones por autopistas hace cuatro años, cuando se hizo con las autopistas de Chile y Brasil de OHL, que a su vez entró como segundo accionista del grupo.
A la eventual compra de nuevas vías, se suma la inversión de unos 2.000 millones que negocia realizar en las autopistas que ya tiene a cambio de aumento de tarifas o plazos de concesión.
Abertis calcula contar con una capacidad de inversión total de unos 4.000 millones de euros.