Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acciona justifica el ERE de 1.142 empleados en su filial de Infraestructuras por la caída de obra civil

Acciona ha justificado el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de 1.142 empleados en su filial de Infraestructuras por la caída "drástica" de la actividad en obra civil, según informaron a Europa Press en fuentes de la compañía.
El grupo precisó que dicho expediente, que afectará aproximadamente al 30% de la plantilla, integrada por un total de 3.750 trabajadores, se negociará con los sindicatos hasta el próximo 20 de agosto, por lo que las cifras son todavía provisionales.
No obstante, los despidos no afectarán a más del 8% de la plantilla, según la compañía, que ha asegurado además que los mayores de 50 años no se verán afectados por dicho expediente.
En principio, el ERE de Acciona Infraestructuras afectar a un total de 1.142 trabajadores, de los que 294 serán despedidos, mientras que a los 848 empleados restantes se les aplicará suspensión y reducción de jornada, segun fuentes sindicales.
Las federaciones sindicales de MCA-UGT, Fecoma-CCOO y USO han convocado paros parciales de cuatro horas diarias de duración los días 20, 21 y 22 de agosto en todos los centros de trabajo de Acciona Infraestructuras en contra del ERE presentado por la compañía.
Los representantes de los trabajadores instan a la empresa a reducir el número de afectados y a mejorar la propuesta de indemnización económica. No obstante, los sindicatos emplazan a la dirección de la compañía a negociar y a proponer "condiciones más justas" para los trabajadores afectados.
Acciona Infraestructuras obtuvo en el primer semestre del año una cifra de negocio de 1.577 millones de euros, en línea con el primer semestre de 2011 (+0,2%), gracias a que el aumento de la facturación y la contratación en los mercados internacionales compensó la drástica caída del mercado español.
Esta caída de la actividad en España, junto con la desinversión en las concesiones chilenas, explica fundamentalmente el recorte del 22% en el Ebitda.