Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Adelta constata que 2013 ha sido un año "muy difícil" para la industria del tabaco

La recaudación a través de impuestos del tabaco cae un 2,8% en 2013 y un 7,65% desde 2010 por el retroceso de las ventas
La Asociación Empresarial del Tabaco Adelta ha constatado que 2013 ha sido un año "muy difícil"para la industria del tabaco, tras registrarse una caída de las ventas de cigarrillos del 11% y sumar cinco años de retrocesos, marcados por la crisis económica, las fuertes subidas fiscales, la presión regulatoria y el contrabando.
En 2013, el mercado de cigarrilos, que supone el 86,2% del total de las ventas en valor, registró un descenso del 5,4% en relación con el año anterior, hasta 10.217 millones de euros.
Coincidiendo con los años de crisis, entre 2008 y 2013, las ventas en volumen de cigarrillos descendieron un 47%, al pasar de 4.514 millones de cajetillas a 2.375 millones. Las ventas de cigarrillos se han visto negativamente afectadas, fundamentalmente, por el comercio ilícito, que se sitúa en niveles récords superiores a los dos dígitos.
El tabaco de liar, equivalente al 9,2% del valor total del mercado, y los cigarros y cigarritos, el 4,3% del total, frenaron en 2013 el crecimiento de años anteriores y registraron un alza moderada de sus ventas en volumen del 6,3% y 4,8%, respectivamente.
La picadura para pipa, por su parte, experimentó un fuerte retroceso (-39%), aunque en este caso, según la patronal del sector, las cifras están distorsionadas porque esta categoría registró previamente un crecimiento atípico, como consecuencia de la supuesta introducción por parte de algunos fabricantes y distribuidores de productos usados como tabaco para liar en este segmento.
Las empresas que forman parte de Adelta han rechazado esa práctica y han confiado en que la intervención de las autoridades competentes ponga fin a esta circunstancia.
CONTRABANDO Y FISCALIDAD.
Con este punto de partida, la asociación que dirige Juan Páramo ha subrayado que en estos momentos la clave para optimizar la recaudación fiscal es reforzar la lucha contra el comercio ilícito de tabaco, lo que permitirá un incremento de los ingresos (el 80% del precio de venta al público de una cajetilla de cigarrillos son impuestos) sin necesidad de elevar la presión impositiva al tabaco, que es una de las más altas de la Unión Europea.
En este sentido, la asociación ha confiado en que se mantenga un marco fiscal estable, pues lo ocurrido desde 2010 hasta la fecha pone de manifiesto que en el sector del tabaco no siempre un aumento de impuestos se traduce en un incremento de la recaudación. En paralelo, es necesario que se sigan reforzando los esfuerzos policiales de represión del contrabando.
En 2013, la recaudación a través de impuestos procedentes de la totalidad de las labores del tabaco (impuestos especiales, IVA y recargo de equivalencia) ha bajado un 2,8%, hasta 9.118,8 millones en relación al año anterior, según datos del Comisionado para el Mercado de Tabacos. Desde 2010, como consecuencia de la caída de ventas, la contribución del tabaco a las arcas públicas ha retrocedido un 7,65%.
En la actualidad son miembros de Adelta: Altadis-Imperial Tobacco España, British American Tobacco España, Compañía Canariense de Tabacos, Ibertabac Comercial, Japan Tobacco International Iberia, Landewyck Tabacos España, LP Promociones de Tabaco, Proein Distribuciones, Scandinavian Tobacco Group Spain y Tabacos El Guajiro.