Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Adif confía en que se podrán alcanzar los 28 millones de viajeros de alta velocidad este año

El presidente de Adif, Gonzalo Ferre, confía en que la alta velocidad española podrá alcanzar los 28 millones de viajeros a final de año, habida cuenta de que hasta junio la demanda superó los 14,2 millones de pasajeros tras incrementarse un 14%.
Durante su comparecencia ante la Comisión de Fomento del Congreso para dar cuenta de la parte del proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2015 en lo que afecta a Adif, Ferre ha comenzando subrayando la "mejora de la actividad ferroviaria" a lo largo de este ejercicio, cuando la circulación de trenes AVE aumentó un 8%.
"Y tiene un importante potencial de crecimiento, porque cada español usa el ferrocarril una vez cada dos años mientras en Alemania o Francia lo usan más de dos veces al año", ha indicado el responsable gubernamental, asegurando que "la evolución de la demanda del primer semestre arroja unas previsiones de más de 28 millones de viajeros para final de año".
De hecho, la demanda en alta velocidad durante lo que va de 2014 ha "superado por primera vez" al número de viajeros de la red convencional de media y larga distancia, y el objetivo de Adif es "duplicar" las actuales cifras en los próximos ejercicios, "captando viajeros del vehículo privado".
LIBERALIZACIÓN E INVERSIÓN
Para conseguirlo, serán fundamentales tanto el proceso de liberalización del transporte ferroviario de pasajeros, para el que ya se han otorgado una docena de licencias, como el incremento de un 25,5% de las inversiones que se incluyen en los Presupuestos de 2015, que alcanzan los 3.626 millones de euros, lo que permitirá "concluir unos 1.000 kilómetros de AVE" el próximo año.
Esto hará que a final de esta legislatura la alta velocidad llegue ya a Zamora, Orense, Burgos, Palencia, León o Murcia, y además que los tiempos de desplazamiento se hayan reducido "de forma significativa en 25 conexiones entre los principales núcleos urbanos", consiguiéndose tiempos "mucho más competitivos que por carretera", según Ferre.
Como ejemplos, ha mencionado que los 255 kilómetros que separan Madrid y Zamora se recorrerán en una hora y 25 minutos, los 605 entre la capital y Santiago en algo menos de cinco horas, de Santiago a Vigo se podrá llegar en 44 minutos mientras que de la ciudad apostólica hasta Pontevedra apenas llevará media hora. Por su parte, desde Madrid los trenes a León tardarán una hora y 45 minutos, los que llegan a Oviedo tres horas y cuarto y los que van a Burgos una hora y tres cuartos. El trayecto entre Bilbao y San Sebastián se reducirá en 36 minutos.
"Creemos que estamos generalizando la alta velocidad como un modo de transporte donde la inmensa mayoría de los ciudadanos se podrán desplazar a final de legislatura", ha explicado el presidente de Adif, precisando por último que el dinero para las inversiones procederán de fondos europeos (285 millones), de devoluciones del IVA (591 millones) y, fundamentalmente, de un "endeudamiento adicional" por valor de 2.624 millones, ya que los cánones se mantendrán invariables.
RED CONVENCIONAL
Con respecto a los 13.000 kilómetros de red convencional que existen en España, Ferre ha indicado que el objetivo para el próximo año es mejorar y hacer más eficiente su gestión y el uso de sus recursos, definir y preparar las líneas que serán prioritarias para el transporte de mercancías, y avanzar en los cambios necesarios para adecuarse a la liberalización del transporte de pasajeros. Asimismo, se ejecutarán inversiones por valor de 373 millones de euros.
De este modo, entre ambas empresa (Adif y Adif Alta Velocidad) se utilizarán 1.690 millones de euros en la explotación de la red ferroviaria española y se ejecutarán inversiones por valor de unos 4.000 millones de euros más, lo que permitirá poner en servicio "la gran mayoría" de las obras que estaban en curso al inicio de la legislatura a lo largo de 2015.
"Los presupuestos de inversiones de Adif y Adif Alta Velocidad se ajustan a los objetivos estratégicos de las empresas: dinamizar el gestor generando un mayor uso del ferrocarril y mejorar las líneas prioritarias y el Cercanías", ha insistido el presidente del gestor ferroviario, para quien el objetivo último debe ser "disponer de una red moderna y adaptada a las necesidades de los usuarios, incrementar el valor añadido de las inversiones y racionalizar el gasto para conseguir que el ferrocarril sea un medio de transporte competitivo y generalizado".
Por último, Ferre ha hecho también mención del "incremento" del 7% que se ha producido a lo largo del actual ejercicio en la circulación de mercancías por la red ferroviaria y ha insistido en que las 23 empresas que actualmente cuentan con licencia en España han experimentado un crecimiento medio del 21,5, a la par que el tráfico internacional de mercancías ha aumentado un 20%.