Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Agricultura se teme una multa europea por superar la cuota máxima de producción láctea el año que viene

El Gobierno modificará la regulación del sector lácteo para darle estabilidad, más equilibrio y transparencia
El Ministerio de Agricultura prevé que la Unión Europea multe a España el año que viene por superar la cuota máxima de producción láctea que tiene asignada (6,5 millones de toneladas), precisamente cuando se pone punto y final a este sistema de gestión del sector, vigente desde principio de los años 90.
Así lo reconoce el Gobierno en respuesta a la diputada socialista Paloma Rodríguez, ante quien reconoce que la evolución de la producción lechera nacional en los últimos meses "hace presagiar" que España superará su cuota en el último periodo de aplicación del modelo, que concluye el 31 de marzo de 2015.
Esto conllevará una multa que, según la respuesta del Ejecutivo, que recoge Europa Press, no se podrá esquivar porque "a nivel de la UE no existe ningún margen de maniobra de actuación ante una posible sanción".
Con respecto a qué sucederá con el sector a partir del próximo 1 de abril, el Ministerio indica únicamente que se derogará el real decreto de 2003 que regula las cuotas, porque "su aplicación dejará de tener sentido".
NUEVAS OPORTUNIDADES
En cualquier caso, Agricultura confía en que la desaparición de este modelo constituya "una oportunidad para el sector" dado el "escenario de firmeza de la demanda internacional" y el margen de demanda nacional no cubierta actualmente por las limitaciones comunitarias.
En cualquier caso, también reconoce que el fin del sistema de cuotas entraña "incertidumbres y riesgos en un horizonte próximo", por lo que aconseja al sector buscar vías para incrementar la competitividad de las explotaciones mediante la "optimización de los costes de producción, la diversificación de la producción, la internacionalización, el refuerzo de las relaciones intersectoriales o la apuesta por los programas de innovación", entre otras cosas.
REFORMA DE LA REGULACIÓN
Por otra parte, en respuesta a una pregunta escrita de la diputada del PSOE Margarita Pérez Herraiz, el Gobierno también señala que está previsto modificar el real decreto 1363/2012, que regula el sector lácteo, para conseguir una mayor estabilidad y equilibrio en las relaciones entre los diferentes actores del sector así como para incrementar su transparencia y simplificar el sistema de registro de contratos, entre otras medidas.
Y es que, tras dos años de aplicación de esta normativa, que trasladó a la legislación nacional el llamado 'Paquete Lácteo' europeo, "se han venido detectando algunas prácticas no deseables".
En concreto, la intención del Ministerio es incrementar la "estabilidad y transparencia" en las relaciones entre los actores involucrados en el sector lácteo, mejorar el equilibrio de la cadena de producción, hacer que las condiciones de los contratos sean conocidas por ambas partes antes del suministro de la leche y evitar prácticas como los contrarios inferiores a un año, los cambios retroactivos de las condiciones tras haberse entregado el producto o los márgenes abuviso.
"Todas estas medidas irán en claro beneficio de los productores", asegura Agricultura, que también trabaja en una simplificación del sistema de registro y gestión de los contratos", ya que "si bien facilita una información muy importante para la monitorización y el control del sector, en la actualidad resulta bastante complejo".
También se aprovechará esta reforma para incluir en el decreto las nuevas funciones que la reciente normativa de Organización Común de Mercados (OCM) otorga a las organizaciones de productores (alcanzar acuerdos y prácticas concertadas, extender estos acuerdos a otros productores no miembros de la organización, etc.) así como adaptar el decreto a los cambios en materia de infracciones y sanciones introducidos mediante la Ley de Cadena Alimentaria.