Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Agricultura destina 5,5 millones para ayudas a la flota de cerco dependiente de la pesquería de la sardina

Se podrán acoger a estas ayudas 195 buques y 1.936 tripulantes, considerados altamente dependientes
El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha remitido a la flota de cerco, dependiente de la pesquería de la sardina en el Cantábrico Noroeste y Golfo de Cádiz, dos proyectos de Orden para compensaciones por el cierre de la pesquería, tal como se acordó en la reunión mantenida el pasado 30 de septiembre con las Comunidades Autónomas y el sector.
Mediante estos proyectos de Orden, se podrán otorgar ayudas, tanto a armadores como a tripulantes, por la paralización temporal y voluntaria de la actividad pesquera que, en aplicación del plan de gestión, se hayan visto afectados por la prohibición de realizar capturas de esta especie, a partir del 20 de septiembre de este año.
El Ministerio de Agricultura dispondrá de una dotación presupuestaria de 5,5 millones de euros para estas líneas, a las que se podrán acoger un máximo de 195 embarcaciones con un número estimado de 1.936 tripulantes. Las ayudas se concederán por un período de 20 a 45 días ininterrumpidos que podrán tener lugar entre el 1 de octubre y el 30 de noviembre.
En base a los registros oficiales de la Secretaría General de Pesca, podrán ser beneficiarios de estas ayudas los buques que, habiendo faenado en la zona del Cantábrico Noroeste, zona CIEM VIII c y aguas de Portugal y Golfo de Cádiz, zona CIEM IX a, se haya comprobado una dependencia significativa de la sardina, fijada por unos desembarques iguales o superiores al 25% del total de las capturas, ó unos valores de desembarque superiores al 25% del valor total de las capturas comercializadas, tomando como base los totales agregados en el período 2007-2014.
El cálculo de las ayudas a los armadores se realizará en base a un baremo dispuesto en la propia Orden, que oscilará en función del arqueo (GT's) del barco y, en el caso de los tripulantes, la ayuda ascenderá a 41,35 euros por día de paralización de la embarcación.