Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Agricultura retiene dos buques en Vigo por infracciones muy graves relacionadas con la pesca ilegal

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha retenido en el Puerto de Vigo a dos buques pesqueros, al detectar la posible comisión de varias infracciones graves y muy graves en materia de pesca marítima, por incumplimiento de la normativa pesquera española y comunitaria, en la denominada 'Operación Banderas'.
En concreto, se trata de los buques 'Antony' y 'Northern Warrior', que en el momento de su solicitud de acceso a puerto, presentaron documentación de abanderamiento falsa, con la que, además, obtuvieron licencias de pesca en 2015. La información obtenida durante las inspecciones ha confirmado que se trata, en ambos casos, de buques actualmente en situación apátrida.
El Departamento tiene evidencias de que dichos buques se encuentran vinculados con las empresas que, en julio de 2015, fueron objeto de registro por parte de los servicios de la Secretaría General de Pesca, durante la denominada 'Operación Sparrow 2', así como con otros buques implicados en pesca INDNR.
Sin perjuicio de que las medidas complementarias que pudieran tomarse por otras autoridades españolas, Agricultura ha iniciado los correspondientes procedimientos sancionadores en materia de pesca marítima, confirmando en los acuerdos de inicio las medidas provisionales adoptadas de retención de ambos buques.
En base a la gravedad y número de infracciones detectadas, tipificadas como graves y muy graves, y que pueden suponer sanciones de hasta 600.000 euros cada una individualmente, se han fijado fianzas superiores al millón de euros en ambos casos, que deberán ser abonadas para que los buques puedan abandonar el puerto de Vigo.
El Gobierno ha puesto de manifiesto, una vez más, su "firme e inquebrantable" compromiso de lucha contra la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada a todos los niveles, usando para ello todas las herramientas legales y administrativas a su alcance, como son la capacidad de investigación, control y análisis del Departamento.