Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alemania entra en recesión tras la segunda bajada consecutiva del PIB

Imagen de archivo de la canciller alemana, Angela Merkel. Foto: EFEtelecinco.es
Considerada como signo de recesión, según la valoración de algunos economistas que usan ese término cuando el retroceso económico se produce en dos trimestres consecutivos, la bajada del PIB alemán ha tenido su origen en el descenso de las exportaciones y la reducción de la demanda interna.
La Oficina Federal de Estadística subrayó que las exportaciones, el principal motor de la economía alemana, sufrieron un descenso apreciable en los meses de verano y, como las importaciones registraron de forma simultánea un alza significativa, las ventas en el extranjero no contribuyeron suficientemente al crecimiento.
Pese a todo, los expertos de Wiesbaden registraron algunos impulsos positivos relevantes, como una subida ligera del consumo público y privado, mientras las empresas aprovecharon para almacenar materia prima y material.    LA