Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Almunia defiende la actuación de Serra en Caixa Cataluña y no ve motivos de imputación

El vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de Competencia, Joaquín Almunia, ha defendido este lunes la actuación de Narcís Serra en Caixa Cataluña --actualmente integrada en CataluñaCaixa--, al preguntársele por la denuncia de Fiscalía al consejo de administración de la entidad en 2010 por cobros "desproporcionados".
Durante una conferencia en el Cidob sobre 'La apuesta por Europa', ha afirmado, a título personal: "Desde mi punto de vista no veo razones para una intervención judicial", en referencia al equipo de Narcís Serra, que en 2010 presidía la caja de ahorros; Almunia y Serra, ambos socialistas, coincidieron como ministros con Felipe González como presidente del Gobierno español.
El consejero de Economía y Conocimiento de la Generalitat, Andreu Mas-Colell, que ha asistido como público al acto, ha opinado que Almunia "ha sido valiente" en su respuesta sobre la denuncia, pero no ha valorado el contenido de las declaraciones del comisario.
ERE ACTUAL
Un grupo de trabajadores de CataluñaCaixa han acudido a las puertas de la conferencia para protestar por el ERE que ha presentado la entidad para cumplir con los requerimientos por haber recibido fondos europeos para su recapitalización, y tras hablar con ellos Almunia ha explicado: "La UE no dice si las indemnizaciones han de ser de 20 días o de 25, las condiciones del ERE las deciden los representantes de la empresa".
En el turno de preguntas de la conferencia, una representante sindical del banco le ha trasladado que el plan de reestructuración "es muy duro" porque comporta el empequeñecimiento de la entidad con el cierre de muchas oficinas, incluyendo todas las de fuera de Cataluña, con casos rentables que están ayudando a la recuperación de la entidad.
A ello, Almunia ha insistido en que el plan elaborado en coordinación con Bruselas tiene como objetivo la viabilidad permanente de la entidad, que no podía hacer frente a sus compromisos, con unas condiciones generales.
Ha añadido que "la manera en que se cumplen las condiciones son responsabilidad del Gobierno español", y ha afirmado que si hay que reducir oficinas, no tienen por qué cerrar todas, también se pueden vender y obtener ingresos con ello.