Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Álvarez (UGT) dice que el coste de las elecciones es ya "un mal menor" y ve "ridículo e irrisorio" el debate

Le parece "grotesco" que el Gobierno considere "positivos" los datos del paro
El secretario general del UGT, Pepe Álvarez, ha tildado de "ridículo e irrisorio" el debate sobre el gasto de los partidos en las elecciones del próximo 26 de junio, algo que en su opinión es ya "un mal menor", porque "lo importante hubiera sido llegar a un acuerdo" para formar gobierno.
Para el máximo responsable de UGT, dar "muchas vueltas" a si se gasta más o menos en la campaña electoral "no es serio", y demuestra "hasta que punto la vida política en nuestro país se ha convertido en algo bastante ridículo".
"Quiere decir que hay pocas ganas de hablar del fondo; harían bien en hablar de los problemas de la gente y asumir que se ha perdido la oportunidad de constituir un gobierno, y cuando se pierde esa oportunidad, las elecciones y el gasto que comporten es el mal menor", ha afirmado.
Álvarez ha dicho que "esos dineros, con toda seguridad van a servir para que personas desempleadas puedan encontrar trabajo". Además, ha destacado que, "en realidad, el gasto de las elecciones es insignificante en relación con la trascendencia que tiene" un proceso de estas características.
El sindicalista ha instado a las fuerzas políticas a "hablar a los ciudadanos con claridad, sin ambigüedad", que digan "la verdad" sobre lo que piensan hacer en materia de política económica y social, o ante "amenazas" como el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, que "no es un tratadillo", ha advertido.
Al mismo tiempo, ha considerado "grotesco" que el Gobierno considere "positivos" los datos del paro cuando España tiene cinco millones de desempleados. "¿Positivos para quién?, ni siquiera para los que han encontrado empleo, que en muchos casos trabajan para continuar siendo pobres", ha subrayado.
TRANSPARENCIA
Álvarez ha realizado estas afirmaciones en Santander, antes de la apertura del Congreso Regional de UGT de Cantabria, donde ha destacado que en los próximos meses, el sindicato "irá demostrando con hechos hasta qué punto la transparencia será seña de identidad" de la organización en el futuro.
Álvarez ha elogiado la trayectoria de la secretaria general saliente de la UGT de Cantabria, María Jesús Cedrún, "un referente para mucha gente en el conjunto de la confederación", que "encarna plenamente lo que es la UGT y lo que queremos que sea mañana". En este sentido, ha anunciado que cuenta con Cedrún en el futuro porque el sindicato "no puede perder a personas como ella, con su experiencia y valía".
Por su parte, la secretaria general saliente ha destacado la importancia del congreso de UGT, no sólo porque es "la mayor organización de Cantabria en afiliación y en mayor representación", sino también por los contenidos que se van a debatir, que van a suponer "un cambio importante" en la estructura del sindicato.
Cedrún se ha mostrado "orgullosa" de haber representado durante estos 14 años a los casi 2.000 delegados de UGT y a los más de 20.000 afiliados, de cuyo "trabajo, dedicación y honestidad" ha podido "presumir -ha dicho- en todos los niveles y ámbitos".
La sindicalista se ha mostrado convencida de que la UGT está "preparada para afrontar estos momentos tan complicados para los trabajadores", y ha destacado que "ha cambiado la forma de comunicarnos y llegar a la gente, pero nuestros principios y objetivos siguen siendo los mismos que en 1888".