Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Am) Rajoy pide al PSOE no negar de nuevo la realidad porque en el pasado llevó al país al borde de la quiebra

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha recomendado al Partido Socialista que no vuelva a negar de nuevo la realidad y que acepte que el país está empezando a recuperarse, ya que cuando negó la realidad en el pasado y no hizo nada llevó a España al borde de la quiebra.
"Es su gran responsabilidad. Y ahora lo que estamos haciendo es intentar recuperar esa situación", ha señalado Rajoy en la sesión de control al Gobierno en el Senado en respuesta a la pregunta del senador socialista Marcelino Iglesias, que ha denunciado la diferencia que existe entre el optimismo del Ejecutivo y el pesimismo de los ciudadano respecto a la situación del país.
Rajoy ha recordado a Iglesias algunos datos económicos y ha asegurado que las cosas "se mueven" gracias a las reformas que ha puesto en marcha el Gobierno, que permitirán que el PIB crezca este año a una cifra que incluso puede ser superior al 1% que se pronosticó en el Debate sobre el estado de la Nación.
Según el jefe del Ejecutivo, las cosas "van mejor", aunque es cierto que queda mucho por hacer, ya que el Gobierno no puede estar satisfecho mientras haya más de 5 millones de parados. "Pero sí estamos contentos", ha dicho Rajoy, tras asegurar que no es malo reconocer la mejora de la situación, sino que se trata de "puro sentido común".
Según Rajoy, muchos españoles también piensan que las cosas están mejor que antes y confían en que estén mejor en el futuro, por lo que no hay razones para hablar de un "enorme contraste" entre lo que piensan los ciudadanos y lo que sostiene el Gobierno.
Las cosas están mejor, ha explicado, porque hace dos años España estaba a punto del rescate y la quiebra, y el país tuvo que enfrentarse a una grave crisis financiera y de deuda soberana en un momento de recesión, con el paro subiendo y ante la necesidad de reducir el déficit y poner en marcha reformas estructurales.
En cambio, hoy existen datos positivos que la gente puede ver y percibir, como la cifra de exportaciones, la evolución del turismo, el superávit del sector exterior, la baja inflación que mejora el poder adquisitivo de los ciudadanos o la mejora de la prima de riesgo. Además, el crédito empieza a fluir, igual que las ventas de coches o la producción industrial.
"Estamos superando los desequilibrios macroeconómicos", ha señalado Rajoy tras pedir al senador socialista que reconozca la mejora económica y que no se empeñe en negar la realidad como en el pasado. "Usted no ve nada, para usted todo está muy mal", ha denunciado, tras asegurar que Iglesias ni siquiera es capaz de ver que en los últimos cuatro años del Gobierno socialista se destruyeron 3,4 millones de empleos y el Estado dejó de ingresar 70.000 millones de euros, no por "mala intención", sino "por pura incompetencia".
EL PSOE ASEGURA QUE SERÁ UNA LEGISLATURA PERDIDA
Por su parte, Iglesias ha recordado a Rajoy que hace un año dibujaba un panorama "muy negro" para la economía y el empleo, y ha criticado que ahora haya cambiado el discurso porque no es el adecuado para pedir el apoyo de los españoles en las urnas el próximo 25 de mayo.
Según Iglesias, los ciudadanos no perciben "nada" a pesar del optimismo del Gobierno porque no tienen trabajo, porque tienen menos derechos y libertades y porque se dan cuenta de que, a pesar de todos los recortes y sacrificios, la economía sigue estancada. "Ésta será una legislatura perdida", ha lamentado.