Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Am.)BFA-Bankia cumple los objetivos del Plan Estratégico 2012-2015, con beneficio acumulado de 4.081 millones

El Grupo BFA-Bankia ha cumplido los objetivos fijados en el Plan Estratégico 2012-2015, en un entorno económico complejo y asumiendo impactos no previstos, según ha subrayado este lunes la entidad.
Así, la rentabilidad se sitúa por encima del 10% comprometido con un beneficio acumulado de 4.081 millones de euros, por encima de los 3.100 millones estimados.
Bankia ha explicado que los hitos básicos comprometidos en 2012 se han cumplido pese al difícil entorno económico, con los tipos de interés en mínimos históricos, y las distintas contingencias sobre la gestión pasada de la entidad a las que ha tenido que hacer frente el grupo en estos tres últimos años, en particular la gestión de instrumentos híbridos y de la OPS.
"Entonces el grado de incredulidad de los distintos actores sobre la capacidad del equipo de Bankia para cumplir esos hitos fue total; hoy podemos decir que lo que prometimos lo hemos cumplido, y es algo de lo que nos podemos sentir orgullosos, porque no hay muchos precedentes en entidades sujetas a un duro Plan de Reestructuración como el que tiene Bankia", ha subrayado el presidennte de BFA y Bankia, José Ignacio Goirigolzarri.
"El objetivo final de aquel Plan Estratégico era hacer de Bankia, además de una entidad solvente, para lo cual las ayudas recibidas fueron necesarias, un banco rentable y sostenible, para lo cual ha sido clave la gestión de estos años. En 2012, tras recibir las ayudas, estábamos a la cola en solvencia y no éramos rentables. Hoy somos el más rentable y el más solvente entre los grandes bancos, y eso garantiza el futuro de la entidad", ha subrayado.
La nueva acción de Bankia acumula desde su estreno en mayo de 2013 un diferencial a su favor respecto a sus principales competidores del 73,2%.
Bankia ha elevado desde finales de 2012 a finales de 2015 su cuota de mercado en fondos de inversión del 4,39% al 5,44%, esto es, una mejora del 24% en apenas tres años. En planes de pensiones se han conseguido aportaciones netas en estos tres años por 411 millones de euros.
Por el lado de la financiación, la cuota de mercado en tarjetas de crédito ha mejorado del 5,25% al 6,57%, un alza de más del 25%, mientras que en crédito al consumo, frente a una facturación de 305 millones de euros en 2012, se han superado los 1.130 millones en 2015.
DESINVERSIÓN DE ACTIVOS NO PRODUCTIVOS.
Desde un punto de vista de la gestión del balance, uno de los retos que tenía el Grupo BFA-Bankia era reducir su volumen de activos improductivos.
El objetivo que se fijó fue disminuir esa rúbrica de 90.000 a 40.000 millones de euros y tras estos tres años la cifra de activos no estratégicos ha bajado hasta los 28.600 millones de euros, batiéndose en más de 10.000 millones la meta establecida.
Otro elemento relevante, según la entidad, por lo que supone para la sostenibilidad de un proyecto es la eficiencia. En 2012, Bankia gastaba 55,7 euros para conseguir 100 euros de ingresos. Se marcó como objetivo bajar del 45%, y el pasado año consiguió un ratio de eficiencia del 43,6%.
En 2012, Bankia tuvo que afrontar un "fortísimo" saneamiento del balance, por lo que se marcó una senda de retorno a la normalidad en este ámbito que llevara a que las provisiones no sobrepasaran el 0,5% de la cartera crediticia. En 2015 se cumplió el objetivo con una prima de riesgo de apenas el 0,43%.
Tras las dotaciones de 2012, el esfuerzo de provisiones del banco ha continuado en estos tres años con otros 3.300 millones de euros dedicados a fortalecer el balance.
De esta manera, Bankia ha conseguido mantener sus ratios de cobertura pese a reducir el saldo de créditos dudosos en 7.000 millones de euros desde el máximo alcanzado.
Desde un punto de vista de liquidez, el Grupo BFA-Bankia ha generado en estos tres años 44.600 millones de euros, frente a un objetivo de 28.800 millones.
Con todo ello, Bankia ha logrado mejorar cada año sus niveles de rentabilidad hasta cerrar el año 2015 cumpliendo el objetivo de situar su rentabilidad sobre fondos propios (ROE) en el entorno del 10%. En concreto, el ROE de 2015 se situó en el 10,6%, mejorando el 8,6% de 2014 y el 5,9% de 2013.
Estas cifras no tienen en cuenta el impacto que en los dos últimos años han tenido las provisiones para cubrir litigios derivados de la OPS, un aspecto que no estaba previsto cuando se elaboró el Plan Estratégico.