Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Amenazan al conductor de un camión de Lorca en Francia y queman parte de la carga, 18.000 kg de hortalizas y cítricos

UPA ha denunciado públicamente un nuevo "ataque" francés a la agricultura española. Según la organización, "entre 100 y 200 agricultores y una veintena de tractores bloquearon el pasado martes la autopista de peaje A-54 a la altura de Arlés, en la Costa Azul francesa, y detuvieron un camión procedente de Lorca".
Tras amenazar al conductor, los asaltantes "abrieron la cabina, sacaron y quemaron parte de la carga -compuesta fundamentalmente por verduras y cítricos- y vaciaron un extintor dentro del camión para contaminar los productos que aún quedaban en el interior".
En el primer ataque contra un camión español que se produce desde el pasado verano, "los franceses destruyeron 18.000 kilos de hortalizas y de cítricos procedentes de Murcia".
UPA ha advertido que "el camión atacado ni siquiera tenía como destino Francia, sino Austria, tal y como ha confirmado la empresa que fletó el camión, Ruiz y Navarro, con sede en Lorca (Murcia)".
Los agricultores españoles lamentan "la falta de lógica de sus compañeros del norte". "Están muy equivocados si creen que nosotros tenemos la culpa de sus problemas", han explicado.
"Más allá de la falta de solidaridad de nuestros compañeros, lo más sangrante es la pasividad de las autoridades francesas. La Gendarmería se queda mirando sin hacer nada, en este y en todos los ataques, en una dejación de responsabilidades que les convierte en "colaborador necesario de las acciones", lamentan.
La Unión de Pequeños Agricultores ha reclamado al Gobierno español que emita una queja formal y pida explicaciones al Gobierno francés por este nuevo ataque. También pedirán la creación de una mesa de diálogo en el seno del Comité de Organizaciones Profesionales Agrarias europeo (COPA) para tratar de evitar nuevos ataques.