Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Amp.) Linde pide un seguimiento continuo de la recaudación para reaccionar a tiempo si hay desviaciones

Cree que el cumplimiento de los compromisos fiscales debe ser "el ancla fundamental" de la política presupuestaria
El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ha asegurado que la incertidumbre que rodea habitualmente a las estimaciones del impacto de los cambios impositivos exigirá hacer un "seguimiento continuo" de la evolución de la recaudación durante 2015 para anticipar posibles desviaciones y "reaccionar a tiempo" para evitar desviaciones en el déficit público.
Así lo ha señalado Linde durante su comparecencia en la Comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados, donde ha recordado que el cumplimiento de los compromisos fiscales adquiridos a nivel europeo y nacional deberá ser "el ancla fundamental" de la política presupuestaria.
A su parecer, el cumplimiento de estos objetivos permitirá consolidar las ganancias de credibilidad ya alcanzadas y quebrar la tendencia alcista de la ratio de deuda pública sobre el PIB. "Ambos logros son necesarios para una recuperación económica duradera", ha advertido.
De hecho, Linde ha reconocido que la ratio de deuda continuará la tendencia alcista hasta alcanzar el 100,3% del PIB, lo que pone de manifiesto la magnitud del reto al que se sigue enfrentando la política presupuestaria en España, que deberá seguir priorizando la reducción gradual de este endeudamiento.
Linde ha recordado que las cuentas del año que viene plantean un objetivo de déficit del 4,2%, 1,3 puntos por debajo de la cifra de 2014. A su parecer y dada la mejora de la situación económica, el esfuerzo fiscal requerido para lograr esta reducción será "más moderado" que en años previos.
En el caso del Estado, la reducción se basa en el gasto público, con medidas como las relativas a los gastos de personal y la prolongación de la congelación salarial para empleados públicos, aunque se devolverá una cuarta parte de la paga extra de 2012 y se elevará la tasa de reposición hasta el 50% para la sanidad, educación y seguridad, ente otros.
Por el lado de los ingresos, los Presupuestos incluyen un impacto estimado de la reforma fiscal que se concreta en una reducción gradual del IRPF y de Sociedades a lo largo de dos años. Según el gobernador, el coste presupuestario de esta reforma será "relativamente menor" en 2015, aunque tendrá mayor alcance ese año.
Sobre la merma de ingresos que supondrán las rebajas fiscales, Linde ha señalado que la previsión presupuestaria anticipa que esa pérdida recaudatoria se verá compensada por el mayor dinamismo de los ingresos en un contexto de fortalecimiento de la recuperación, sobre todo de la demanda interna.
En cualquier caso, pide ese seguimiento continuo de la recaudación por si las previsiones no se cumplen y hay que actuar para evitar desviaciones en los compromisos adquiridos con Bruselas.
Sin embargo, ha recordado que los Presupuestos se han elaborado en un escenario económico "más favorable" que en ejercicios pasados, lo que, a su parecer, debería facilitar la continuidad del proceso de consolidación fiscal.
"La mejora de la situación cíclica y la significativa reducción de la prima de riesgo y otros tipos de interés de la deuda pública tienen un efecto positivo directo relevante sobre las cuentas públicas, que contrasta con la presión negativa que estas variables han jugado en los últimos años", ha dicho.
MANTENER EL RITMO ESTE SEMESTRE.
Sobre la evolución del déficit en 2014, ha asegurado que la información disponible muestra "avances" en el proceso, aunque avisa de que alcanzar el objetivo del 5,5% para el conjunto del año exigirá mantener el ritmo de ajuste en la segunda mitad del año.
Por otro lado, Linde se ha referido a la puesta en marcha de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), que va a tener una "participación muy relevante" a lo largo del ciclo presupuestario al velar por el cumplimiento efectivo del principio de estabilidad presupuestaria en las tres administraciones públicas.
LA REFORMA DE PENSIONES, EL HITO MÁS IMPORTANTE.
Según el gobernador, la AIReF contribuirá a mejorar el control sobre la política fiscal y a introducir una mayor disciplina presupuestaria en todas las administraciones siguiendo los principios de "independencia, transparencia y rendición de cuentas". El 15 de octubre, este organismo tendrá que publicar su informe sobre los Presupuestos de 2015.
Finalmente, se ha referido a la reforma del sistema de pensiones como el "hito reciente más importante" en cuanto a la sostenibilidad de las finanzas públicas en el largo plazo. A su juicio, la reforma supone un cambio estructural que liga las prestaciones a la capacidad del sistema para generar ingresos.