Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Amp) Salgado espera una buena reacción de los mercados y no cree que los bancos necesiten ayudas públicas

La vicepresidenta para Asuntos Económicos, Elena Salgado, ha confiado este jueves en que los mercados reaccionen positivamente a los acuerdos alcanzados por los líderes europeos, al tiempo que se ha mostrado convencida de que los bancos españoles no necesitarán recurrir a ayudas públicas para recapitalizarse.
"Lo razonable es que los mercados respondan bien porque son las medidas que necesitaba la zona euro para solucionar los problemas, particularmente las tensiones en los mercados de deuda soberana. Desde luego, espero que la reacción sea positiva. Ya ha comenzado a ser positiva en otros índices adelantados que tenemos, pero lo veremos en los próximos días", ha dicho Salgado en declaraciones a RNE recogidas por Europa Press.
Respecto a si los bancos españoles necesitarán ayudas públicas para cumplir las nuevas exigencias de capital acordadas por la UE, Salgado ha declarado que eso lo tendrán que decidir ellos, pero se ha mostrado convencida de que las entidades harán todo lo posible para no recurrir a la ayuda pública por los requisitos adicionales asociados a la misma.
"Lo razonable es que como son bancos que tienen beneficios (...), entendemos que pueden obtener esos fondos por sí mismos y no necesitar ayudas públicas, pero las ayudas públicas están ahí (...). Nuestra percepción es que no las van a necesitar", ha subrayado.
En este sentido, la vicepresidenta económica ha recordado que hay una recomendación europea de limitar los beneficios en clave de dividendos y de vender los activos no ligados a la actividad bancaria, lo que hace posible que los bancos puedan obtener por sí mismos los fondos necesarios para la recapitalización sin tener que recurrir a las ayudas públicas.
Aún así, ha insistido en que tienen que ser las propias entidades financieras las que decidan cómo cubrir esas necesidades adicionales de capital, aunque ha reiterado que cree que harán todo lo posible para no tener que solicitar ayudas públicas y someterse así a los requisitos que implican.
En cuanto a las necesidades de capital de la banca española, que la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) ha cifrado en 26.000 millones, Salgado ha explicado que la cifra puede reducirse a 17.000 millones porque las obligaciones convertibles que pueden considerarse capital suman unos 9.000 millones y se considerarán acciones en octubre de 2012.
Salgado ha explicado que se ha acordado esta recapitalización para anticipar los requisitos de Basilea III, ya que el hecho de que los bancos tengan ahora más capital les hace "más fuertes y solventes" frente a las dificultades que pueden seguir sufriendo en los próximos meses en forma de crecimiento, de empleo o de deuda soberana.
En cuanto al acuerdo de los países de la eurozona para que la banca asuma pérdidas del 50%, equivalentes a unos 100.000 millones de euros, sobre los bonos griegos que tienen en su balance, Salgado ha recordado que la deuda de Grecia era "insostenible" en las actuales circunstancias, ya que no era posible que un país con esas dificultades pudiera pagar una deuda que supone ya el 180% de su PIB.
ACUERDO "VOLUNTARIO" CON LA BANCA
"De ahí el acuerdo voluntario con la banca", ha señalado la ministra, tras explicar que las entidades han aceptado recibir sólo la mitad del dinero con la garantía de colateral del mecanismo de rescate europeo de que se cumplirá lo pactado. Aún así, la titular de la cartera de Economía ha recordado que algunas entidades, como el Banco Santander, tienen una exposición "prácticamente nula" a la deuda griega.
Sobre si el Gobierno acepta una rebaja del valor de la deuda española, Salgado se ha limitado a explicar que simplemente se han valorado los bonos que tiene cada entidad en un momento y día determinado a precios de mercado.
En este sentido, ha subrayado que esa valoración da como resultado unas necesidades de capital, lo que no significa que haya una quita de la deuda española, sino que se trata de una forma de calcular el capital adicional que necesitan algunas entidades, ya que en el balance de los bancos los bonos siguen contando al 100% y no al 98% o 97%.
DEFENSA DEL EURO
En cuanto a los siguiente pasos que dará la Unión Europea, la ministra se ha mostrado convencida de que con los acuerdos de ayer se ha creado "una opción a un euro más fuerte", ya que las medidas ponen de manifiesto la "voluntad absoluta" de los países a la hora de defender la estabilidad de la moneda única.
A su parecer, las respuestas acordadas en la cumbre son "acciones políticas" con las que tratan de anticiparse a las reacciones de los mercados con más fortaleza y unidad, ya que también se ha discutido cómo crear políticas más coordinadas, que sean más fuertes, que contribuyan a al estabilidad y que refuercen el crecimiento de los países.