Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) AIReF avala la subida de las pensiones en 2017 y cree que seguirán subiendo el 0,25% hasta 2022

Afirma que las previsiones de Empleo sobre el déficit de la Seguridad Social son "muy improbables" para 2017-2020 e improbables en 2021-2022
La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ha avalado la subida de las pensiones en un 0,25% para 2017, el mínimo legal previsto, en un informe de opinión sobre los valores utilizados por el Ministerio de Empleo para aplicar la fórmula de revalorización anual de las pensiones.
La AIReF ha realizado este trámite a instancias de la última reforma de las pensiones, que fija la necesidad de que el organismo otorgue el visto bueno a los cálculos del Índice de Revalorización de Pensiones (IRP), con el que persigue garantizar el equilibrio financiero y la sostenibilidad del sistema contributivo de pensiones de la Seguridad Social.
En su análisis, la AIReF concluye que, "con los valores utilizados por el Ministerio de Empleo", corresponde aplicar en 2017 la subida mínima del 0,25% para las pensiones recogida en los Presupuestos Generales del Estado.
Ahora bien, el organismo cree que, en ausencia de medidas, cabe esperar que las pensiones suban solo el 0,25% al menos hasta el año 2022 tanto bajo los supuestos utilizados por la AIReF como por el Ministerio.
El organismo, aunque ha valorado el ejercicio de transparencia en la información facilitada por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, cree que "convendría" que la institución detallase "más su contenido".
"Dada la evolución esperada de ingresos y gastos del sistema de pensiones en el medio plazo, el método aplicado por el Ministerio se considera adecuado para estimar el IRP con topes aplicables en 2017", según la AIReF.
LA PREVISIÓN DE INGRESOS, "LIGERAMENTE MÁS OPTIMISTA"
La AIReF señala que las previsiones de gasto utilizadas por el Gobierno en el periodo 2017-2022 están por debajo de sus estimaciones, no así las previsiones de ingresos, que califica de "ligeramente más optimistas".
En concreto, la AIReF subraya que las previsiones del Gobierno "se sitúan fuera de la banda de confianza" de sus estimaciones, mientras que considera que las estimaciones de gasto "son más realistas".
El Gobierno prevé una previsión de gastos para el periodo 2017-2022 del 4%, mientras que la AIReF cree que será del 3,7%. Por su parte, la previsión de ingresos es del 2,7%, según los datos del Ejecutivo, y del 2,9%, según los datos del organismo.
No obstante, la AIReF considera que conforme avanza el periodo de proyección, aumenta la probabilidad de que se materialice el crecimiento de ingresos previsto oficialmente.
El organismo ha calculado qué pasaría con las pensiones si no existiese una norma legal que estableciera un suelo mínimo de subida. Utilizando las proyecciones de ingresos y gastos del Ministerio, las pensiones tendrían que bajar un 3%, porcentaje que con las proyecciones de la AIReF se ampliaría hasta el -3,5%.
En todos los casos, el índice de revalorización teórico (sin el suelo mínimo del 0,25%) se aproxima al -3% y es inferior al 0,25% recogido en la actual norma como incremento mínimo aplicable a las pensiones contributivas de la Seguridad Social y de Clases Pasivas del Estado.
Sin el tope mínimo de subida de las pensiones, la AIReF considera que se producirá una corrección del déficit del sistema de Seguridad Social casi completa en 2022. El Ministerio estima que el déficit del sistema será del 1,1% del PIB para entre 2017 y 2022, mientras que las estimaciones de la AIReF lo sitúan en el 1,4% del PIB, es decir tres décimas por encima.
En opinión de la AIReF, las previsiones del Ministerio de Empleo sobre el déficit de la Seguridad Social son "muy improbables" para el periodo 2017-2020 e improbables en 2021-2022.
Además, la AIReF ha pedido al Gobierno que detalle el procedimiento seguido, proporcione previsiones, a ser posible, hasta 2050 de las variables que determinan el IRP y escenarios alternativos de revalorización sin topes y que evalúe modificar de la legislación actual para que se utilice en la fórmula los valores de ingresos y gastos consolidados del sistema de Seguridad Social.