Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) Alsa logra licencia de operador ferroviario para entrar a competir con Renfe

Alsa ha logrado licencia de operador ferroviario, título que la habilita para entrar a competir con Renfe en todo tipo de transporte de viajeros en tren en el momento en que el Gobierno abra este mercado, previsiblemente en la segunda mitad de este año.
La compañía de transporte en autobús ha obtenido la ampliación de la licencia con que ya contaba desde 2010, de forma que podrá prestar servicio en toda la red ferroviaria, tanto la de AVE, como la de Regionales y Cercanías, según informó la empresa del grupo británico National Express.
Alsa asegura así contar con todos los requerimientos administrativos necesarios para entrar en el negocio de tráfico de viajeros en tren, dado que ya tiene en "avanzado estado de consecución" el preceptivo certificado de seguridad.
La empresa de autobuses cuenta además con la experiencia en materia ferroviaria del grupo británico del que forma parte. National Express tiene una división de negocio ferroviario con la que explota un servicio regional en Reino Unido.
Además, el pasado año, la compañía se hizo también con la operación de dos servicios en Alemania, los de cercanías de la Región de Renania del Norte-Westfalia.
En un comunicado, Alsa recordó que su apuesta por el ferrocarril data de 2010, cuando se hizo con la primera licencia ferroviaria. En 2011 logró el certificado de seguridad ferroviaria para transporte de mercancías, el único que hasta la fecha es posible realizar por operadores privados, dado que está liberalizado desde 2005.
En la actualidad, el Ministerio de Fomento trabaja para abrir durante este año también a la competencia el transporte de viajeros en tren, monopolio de la pública Renfe.
Para ello, el Departamento que dirige Ana Pastor prevé tener listo en el primer semestre de este año el diseño del modelo por el que operadores privados entrarán a competir con Renfe en transporte de viajeros en tren, para posteriormente sacar a concurso los surcos horarios de vías o las concesiones de servicios ferroviarios.
Además de Alsa, han mostrado asimismo su interés por entrar en este negocio el también grupo de autobuses Arriva-DB; Hemisferio, grupo patrimonial de la familia Lara, y las constructoras Acciona, OHL, Ferrovial y Comsa.
La liberalización del tren de pasajeros se producirá mientras Renfe logra destacados incrementos en el número de viajeros transportados en los servicios AVE y Larga Distancia, y este modo de transporte sigue así elevando su ventaja respecto al avión en los trayectos nacionales.