Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl) Caja Rural C-LM finalizó 2015 con 30,6 millones de euros de beneficio bruto y 41.000 nuevos clientes

Caja Rural Castilla-La Mancha finalizó el año 2015 con un beneficio bruto de 30,6 millones de euros, un 34,1 por ciento más que en el año anterior, y logró captar un total de 41.000 nuevos clientes.
El director general de la entidad, Víctor Manuel Martín, que ha presentado el balance de resultados del año 2015 este lunes en Toledo junto al presidente de Caja Rural Castilla-La Mancha, Andrés Gómez Mora, ha asegurado que estos resultados son "históricos y los mejores de la historia moderna de la entidad", destacando que Caja Rural Castilla-La Mancha se ha convertido en "la principal entidad financiera de la región en volumen de activos gestionados y beneficio".
En cuanto al crecimiento de clientes, ha manifestado que con los que se han sumado durante 2015 Caja Rural Castilla-La Mancha "supera muy ampliamente los 400.000, con más de 100.000 nuevos clientes en los últimos tres años".
Martín ha comentado también que durante el año pasado se concedieron 13.808 operaciones crediticias con un importe total de 799 millones de euros, lo que deja una media de 57.680 euros por operación.
En este sentido, el director general ha remarcado la política "muy rigurosa" en la concesión de créditos, algo que, ha añadido, hace que Caja Rural tenga "una cartera muy solvente que es una de las grandes fortalezas de la entidad".
Asimismo, ha relacionado esta rigurosidad en la concesión de créditos con los datos de morosidad de la entidad, que se han fijado durante el pasado año en un ratio del 3,16 por ciento. Sobre esta cifra, Víctor Manuel Martín ha considerado que es "espectacular" y "una de las mejores del sistema financiero nacional, si no la mejor" ya que la media del sector en este ratio es del 10,2 por ciento.
Por otra parte, el director general ha defendido la emisión de cédulas hipotecarias de la Caja, a la que ha calificado como "la operación estrella del año pasado" y que supuso la emisión por importe de 500 millones de euros.
En cuanto a ese tipo de operación, ha detallado que la agencia de calificación Fitch dio a estas cédulas "un triple B con perspectiva estable" mientras que Moody's las calificó "con un doble A, el mayor rating que se concede a este país en la emisión de cédulas hipotecarias".
CRECIMIENTO EN LOS ACTIVOS
Víctor Manuel Martín también ha explicado que los activos de la entidad han crecido un 10,18 por ciento hasta situarse en 7.357 millones de euros.
Asimismo, ha afirmado que la entidad ha obtenido unos resultados "de calidad" en cuanto a confianza y solvencia, ya que acabó 2015 con un ratio de solvencia del 14,58 por ciento y unos recursos propios de 361 millones de euros "con un exceso de recursos de 114 millones". Además, ha detallado que en cuanto al ratio de capital principal o CET1, Caja Rural ha obtenido un dato del 13,58 por ciento "cuando el requerimiento era del 10 por ciento".
El director general ha valorado también la "fuerza laboral" de Caja Rural Castilla-La Mancha, señalando que ha superado "ampliamente" los mil trabajadores y cuenta con una red de oficinas "de más de 373 puntos de venta a lo largo de tres comunidades, siete provincias y 100.000 kilómetros cuadrados". Durante 2015, la entidad abrió más de 20 puntos de venta.
Finalmente, Víctor Manuel Martín se ha mostrado seguro de que los resultados "dejarán más que satisfechos a socios y clientes", reafirmando que la plantilla de Caja Rural está "absolutamente comprometida y formada" y que su ventaja competitiva radica en "la calidad en el servicio".