Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) FCC pacta reducir un 30% los afectados por el ERE de Servicios Centrales, hasta 155 empleados

FCC ha alcanzado un acuerdo con los sindicatos sobre el expediente de regulación de empleo (ERE) planteado en sus Servicios Centrales, que finalmente afectará a 155 trabajadores, un 30% menos respecto a los 222 empleados planteados inicialmente.
El ajuste afectará así al 33% del total de la plantilla de esta división del grupo de construcción y servicios, tanto en las oficinas de Madrid como en las de Barcelona, según informaron la empresa y los sindicatos.
Se trata del segundo ajuste de personal que la compañía controlada por Esther Koplowitz acuerda con los sindicatos este año, después de que el pasado mes de mayo pactara un ERE para su división de Construcción en España que afectó a 842 efectivos.
A ellos se añaden los cuatro ERE acordados en su filial de cemento, Cementos Portland, a lo largo del último año, que han afectado a alrededor de un millar de empleados.
En cuanto al ajuste pactado ahora, la empresa indicó que contempla una indemnización de 31 días por año trabajado con un máximo de 25 mensualidades.
La Federación de Metal, Construcción y Afines de UGT (MCA-UGT) y la de Construcción Madera y Afines de CC.OO (Fecoma) concretaron que las indemnizaciones pactadas para los trabajadores de servicios centrales se complementan con compensaciones lineales en dos tramos.
Los trabajadores que lleven seis o más años en la empresa, recibirán 500 euros por ejercicio en la plantilla hasta un máximo de 10.000 euros. Por su parte, los de cinco años o menos de antigüedad, percibirán un importe fijo de 2.500 euros.
Además, se establecen complementos de hasta el 80% para los empleados que cuenten con entre 59 y 60 años, que entrarán en un expediente de regulación temporal de empleo hasta que cumplan 61 años y se jubilen parcialmente.
Asimismo, el acuerdo deja abierta la posibilidad de nuevas adhesiones al ERE y contempla además medidas como la constitución de una bolsa de trabajo o el apoyo, a través de una empresa de colocación, a los afectados en la búsqueda de un nuevo empleo.