Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) FCC culmina la refinanciación de 4.512 millones de deuda, el 75% de su pasivo total

Contempla la posible conversión de 1.350 millones de deuda en capital del grupo
FCC ha culminado el proceso de refinanciación de 4.512 millones de deuda, el 75,5% del total, por el que el grupo de construcción y servicios amplía su vencimiento hasta 2017 y abre la posibilidad de convertir 1.350 millones de este pasivo en capital de la compañía.
Con esta reestructuración de deuda, una de las de mayor volumen del país en los últimos años, el grupo controlado por Esther Koplowitz logra un "hito clave" en el plan estratégico que puso en marcha el pasado año para recortar su pasivo, aumentar su rentabilidad y volver a beneficios.
La refinanciación de FCC se registra meses después de que su accionista de control también acordara la correspondiente a la deuda asociada a la participación del 50,01% que tiene en el grupo a través de la sociedad instrumental B-1998, que se amplió hasta 2018.
El acuerdo logrado ahora por la compañía de construcción y servicios ha contado con el respaldo del 99,98% de los 37 bancos y acreedores implicados y supone la "completa novación de distintos préstamos y créditos por un nuevo préstamo sindicado a largo plazo".
A pesar de que el vencimiento global se extiende cuatro años, el acuerdo incluye un calendario de amortización por el que el grupo debe abonar 150 millones en dos años y otros 175 millones en tres años.
PRÉSTAMO CONVERTIBLE.
El volumen total de deuda renovada se reestructurará en dos tramos. El primero constituye un préstamo de 3.162 millones de euros, mientras que el segundo, de 1.350 millones, incorpora un derecho de conversión en acciones de FCC del saldo que presente a su vencimiento.
La eventual conversión de este segundo tramo del préstamo se realizará en "determinados supuestos", siendo el principal de ellos su no amortización o refinanciación a su vencimiento en 2018, y siempre que sí lo acordaran acreedores que sumaran al menos un 75% del saldo vivo pendiente de pago.
Dado que esta conversión "puede afectar a la estructura de capital de FCC", requerirá su aprobación de una junta de accionistas, asamblea en la que la accionista de control ya se ha comprometido a votar a favor.
FCC evitaría la conversión en acciones de la empresa de los warrants que se emitirían para materializarla si antes o en la fecha de la conversión se repaga el tramo de deuda correspondiente o si cumple determinados objetivos, entre los que figura la reducción del ratio entre deuda y beneficio bruto de explotación (Ebitda) o el haber pagado "al menos" 1.500 millones de la financiación total.
CONTRATO DE ESTABILIDAD FINANCIERA.
El acuerdo de refinanciación de FCC se complementa con un contrato marco de estabilidad financiera, que regula los productos financieros para su actividad diaria (avales, leasing, confirming, entre otros) y otorga una línea de avales internacionales por 250 millones, ampliables a 450 millones.
La 'macrorreestructuración' del pasivo de FCC supone además la modificación del bono convertible de 450 millones que emitió en 2009 y el aplazamiento de la obligación de FCC de aportar capital por 200 millones a su filial Cementos Portland.
INTERÉS DE HASTA EURÍBOR + 16%.
El pacto de refinanciación contempla el pago de un Euríbor más un diferencial variable y creciente desde el 3% el primer año hasta el 4% para el tercero y el cuarto, en el caso del préstamo. Para el tramo de préstamo convertible, el diferencial se elevará desde el 11% del primer año hasta el 16% del acuerdo.
En su notificación a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), FCC calificó el acuerdo como un "hito clave" para el desarrollo de su plan estratégico, con el que busca reforzar su "viabilidad adaptando su calendario de amortización a la capacidad de generación de caja" y "habilitar inversiones en las áreas estratégicas que permitan al grupo mantener su posición competitiva y lograr nuevos contratos".
La refinanciación constituye uno de los principales pilares del plan estratégico de FCC junto con el plan de desinversiones de unos 2.200 millones de euros, de los que ya ha cerrado ventas por valor de 1.590 millones, a las que es preciso sumar la reciente de Cemusa.
En la reestructuración de deuda, FCC ha contado con el asesoramiento de Morgan Stanley, y bancos con el de KPMG.