Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aprobada la norma de calidad del ibérico para mejorar la información al consumidor

El Consejo de Ministros, a propuesta del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, ha aprobado  el Real Decreto por el que se aprueba la norma de calidad para la carne, el jamón, la paleta y la caña de lomos ibéricos, que mejora la información al consumidor en el etiquetado y presentación, así como la calidad del producto, al establecer más rigor y control en los procesos y la fiabilidad en la asignación de las menciones que realmente corresponden a los productos.

"Ha sido muy laboriosa de elaboración porque el jamón ibérico es el buque insignia de la gastronomía de España. Es una norma que apuesta por la calidad, la transparencia y para mejorar la información de los consumidores, que nos va a permitir competir tanto a nivel nacional como en la exportación con un producto único, el estrella de nuestra gastronomía", ha indicado Miguel Arias Cañete en la rueda posterior al Consejo de Ministros.
El titular de Agricultura ha recalcado que el Gobierno hará "una defensa a ultranza y muy clara de la raza ibérica", y ha explicado que esta norma responde a la necesidad de un sector que estaba "muy preocupado por la desaparición de la raza ibérica, por la confusión en los consumidores y por la fuerte caída de precios". "Llevamos dos años de negociación, ha habido diálogo y una búsqueda de acuerdos. Hemos hecho una norma que acogiera a todos, a los que producen en dehesa e industrialmente", ha explicado.
De cara a la comercialización de los productos la nueva norma hace una firme apuesta por la mejora de la información al consumidor en el etiquetado: Denominación de venta y la indicación del tanto por ciento racial.
Con ese objetivo se simplifican las denominaciones de venta y se pasa de las cuatro opciones anteriores (de bellota o montanera, de recebo, de cebo de campo y de cebo) a tres: de bellota, de cebo de campo y de cebo, eliminándose la designación recebo.
En el etiquetado se establece la obligatoriedad de indicar el tanto por ciento de raza ibérica, cuando se trate de animales 100% ibérico, y en lugar destacado de la misma en los demás casos.
La norma limita la utilización en publicidad y etiquetado de términos que puedan inducir a error al consumidor. Así, se reserva, exclusivamente para la designación 'de bellota', los nombres, logotipos, imágenes, símbolos, o menciones facultativas que evoquen o hagan alusión a algún aspecto relacionado o referido con la bellota o la dehesa. De esta forma, el 'pata negra' sólo se podrá utilizar en productos de bellota 100% ibéricos.
Respecto a la identificación de canales y a las denominaciones de venta del producto, Arias Cañete ha recalcado que con esta norma se quiere "mejorar la información al consumidor con un sistema más sencillo".
También se refuerzan los sistemas de control, estableciendo más rigor y control en los pesos de los canales y las piezas y en el tiempo mínimo de elaboración, mejorando la fiabilidad en la asignación de las menciones que realmente corresponden a los productos.
La mejora de la asignación de menciones se conseguirá, entre otras acciones, mediante la incorporación de un precinto de distinto color por cada designación, que se colocará en cada jamón y paleta en el matadero, por lo que se empleará el negro para los de bellota 100% ibéricos, el rojo para los de bellota ibéricos, el verde para los de cebo de campos ibéricos y el blanco para los de cebo ibéricos.
El Gobierno confía en que con la aprobación de estas novedades se mejora la norma vigente, al modificar aspectos que han demostrado su ineficacia, lo que posibilitará la recuperación del sector.
MANTENIMIENTO DE LA CABAÑA IBÉRICA
Se pretende contribuir al mantenimiento de la cabaña ibérica, fundamento de los productos ibéricos, que se viene apreciando en los últimos años, y se asegurará el mantenimiento de la raza y de la propia dehesa, que requiere de un aprovechamiento adecuado para su mantenimiento.
Las nuevas disposiciones promoverán un modelo productivo que mejore el actual, donde una sobreproducción ha conducido a una grave crisis del sector, con unas caídas muy importantes en ventas y un hundimiento de los precios de las piezas, que han puesto en riesgo la perviviencia de muchas explotaciones e industrias.
La norma de calidad supone una firme apuesta por la mejora de la información al consumidor, al incrementar la transparencia sobre las características del producto comercializado para que el consumidor pueda decidir, en mejores condiciones, el tipo de producto que le interesa comprar.