Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) El Ibex 35 pierde un 1,14% y abandona los 8.700 puntos contagiado por Wall Street

El Ibex 35 ha cerrado la sesión de este jueves con una caída del 1,14%, lo que ha llevado al selectivo a abandonar la cota psicológica de los 8.700 enteros (8.674,7) con ArcelorMittal y Repsol a la cabeza de los recortes.
La siderúrgica se ha convertido en el 'farolillo rojo' de la sesión al perder un 5,78%, hasta los 3,941 euros, mientras que la compañía que preside Antonio Brufau ha recortado un 4,31% por la caída de los precios del petróleo.
Tampoco han conseguido aguantar el tipo Sacyr (-4,1%), con una participación del 8,7% en Repsol, Acerinox (-3,74%) y OHL (-3,71%). Por el contrario, Bankinter se ha consolidado como el mejor valor de la sesión con un avance del 0,8%, seguido de Sabadell (+0,5%), Merlin (+0,37%) y Gamesa (+0,02%).
Los grandes valores se han adentrado en pérdidas con Repsol a la cabeza, seguido de Telefónica (-2,09%), BBVA (-1,3%), Santander (-1,04%), Endesa (-0,8%), Iberdrola (-0,79%) e Inditex (-0,59%).
El selectivo ha ampliado su caída al cierre tras la mala apertura de Wall Street, que ha iniciado la jornada en 'números rojos' a causa de la bajada de los precios del petróleo y las sospechas de que la Reserva Federal pueda subir el mes que viene los tipos de interés.
De este modo, el selectivo ha compartido la tendencia pesimista de las principales plazas del Viejo Continente, con recortes que han superado el 1% en la mayoría de los casos: Londres ha retrocedido un 1,8%, Francfort un 1,5%, Milán un 1% y París un 0,9%.
En el mercado de deuda, la prima de riesgo se ha colocado en 143,4 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 1,603%. Mientras, en el mercado de divisas, el euro se intercambiaba a 1,1201 dólares.
A la vista de la evolución de los mercados, el estratega de IG Daniel Pingarrón ha subrayado que las Bolsas continúan "con la inercia de apatía y debilidad" con la que llevan conviviendo todo el mes de mayo.
"El nuevo calendario que se intuye en la FED parece suponer un factor bajista adicional, al impactar negativamente sobre Wall Street y sobre las materias primas a través de las divisas, por lo que en el corto plazo las subidas siguen sin encontrar su sitio", ha añadido.