Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl) El Ibex sube un 1,23% y amplía las ganancias al 4,4% en una semana entera en positivo

El Ibex 35 ha logrado cerrar su quinta jornada consecutiva en positivo, tras anotarse una subida del 1,23%. El selectivo ha completado una semana de ganancias que le ha permitido avanzar un 4,4% y establecerse en los 8.655 puntos.
Los inversores se han impulsado en el buen dato de empleo de Estados Unidos, que creó 169.000 empleos en agosto, aunque la tensión entorno al posible apoyo ruso a Siria les ha hecho dudar por momentos y ha enfriado las subidas momentáneamente.
Las constructoras y Telefónica (+1,59%) han tirado del Ibex, con Acciona (+6,84%), Sacyr (+4,79%) y ACS (+2,81%) liderando los avances. Endesa ha sumado un (+2,62%), Red Eléctrica un 1,85% e Inditex un 1,69%.
La gran banca se ha anotado también subidas por encima del 1%, con Santander sumando un 1,48% y BBVA un 1,04%. Sólo tres valores han cerrado en negativo: Técnicas Reunidas (-0,34%), Amadeus (-0,22%) y Jazztel (-0,20%).
En el mercado de deuda pública, la prima de riesgo española subía ligeramente a los 258 puntos básicos, con la rentabilidad del bono español a 10 años por encima del 4,4%. El euro, por su parte, no lograba recuperar posiciones respecto al dólar, al intercambiarse por 1,3167 'billetes verdes'.
"Los inversores han estado muy pendientes de lo que ocurría también al otro lado del Atlántico. Ha sido una jornada muy volátil en los mercados financieros mundiales. La sesión ha estado claramente marcada por los datos de desempleo de Estados Unidos", explica el analista de XTB Rodrigo García.
Para García, entre los inversores se ha extendido la posibilidad de una vuelta de las políticas expansivas por parte de la Reserva Federal. "La puerta abierta que ha dejado ayer Draghi a futuras bajadas de tipos tampoco ha sentado demasiado bien al euro", ha añadido.