Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) NCG gana 18 millones en 2013 tras las pérdidas de más de 7.900 millones del año anterior

Destinó 1.309 millones a provisiones y saneamiento y la morosidad se situó en el 17,62%
NCG Banco ha vuelto a beneficios en 2013, con un resultado neto atribuido al grupo de 17,9 millones de euros, frente a las pérdidas de más de 7.900 millones del ejercicio anterior, según ha informado este martes la entidad.
En un comunicado, que el banco también ha remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), indica que destinó a provisiones 1.309 millones de euros en 2013 y que el resultado antes de ese saneamiento asciende a 871 millones de euros. Esos casi 18 millones de beneficio neto, destaca, están por encima de la previsión del plan de recapitalización aprobado en 2012, que calculaba un resultado positivo de 14,8 millones.
NCG afirma que ha optado por "mantener una política de máxima prudencia dirigida a reforzar el balance" y ha decidido "no primar la obtención de beneficio". Por ello, ha destinado a saneamientos y provisiones "los resultados extraordinarios y los créditos fiscales activados en el año", con el fin de "cubrir posibles deterioros futuros" en los activos inmobiliarios y en participaciones empresariales, así como otras contingencias.
En 2013 ha acelerado la política de saneamientos, que alcanza los 9.533 millones de euros en los últimos dos ejercicios, "superando el deterioro identificado en el escenario adverso de las pruebas de estrés realizadas por Oliver Wyman en septiembre de 2012", destaca.
CALIFICACIÓN DE RIESGOS
NCG ha señalado que mantiene una "estricta política" de calificación de riesgos y que el 88% de los créditos refinanciados se consideran dudosos o subestándar, "uno de los porcentajes más elevados del sistema financiero español" y, en cualquier caso, por encima del 60% de media en el conjunto de las entidades de referencia.
Así, la morosidad se sitúa en una tasa del 17,62%, con un saldo de créditos dudosos de 5.093 millones de euros. La ratio de cobertura, por su parte, era del 56,4% al cierre del ejercicio.
El banco resalta que su actividad se ha visto "condicionada" por las restricciones fijadas en la hoja de términos --el 'term sheet' acordado con Bruselas para la inyección de capital de finales de 2012--, que se han puesto "de manifiesto" en la reducción de oficinas y empleo, así como en las desinversiones y en las limitaciones para operar fuera del territorio tradicional. De hecho, la entidad ha cerrado 2013 con activos por 52.687 millones de euros, lo que representa 7.296 millones menos que un año antes y una reducción de tamaño de algo más de un 12%.
MENOS GASTOS
La cuenta de resultados consolidada muestra que la entidad gallega obtuvo un margen de intereses de 665 millones de euros (un 8,1% menos que en 2012), que la entidad atribuye a la reducción del balance, a la eliminación de las cláusulas suelo y la venta de oficinas.
Los ingresos por comisiones se redujeron un 23% debido a "la estrategia comercial de eliminar el cobro de comisiones administrativas" a los clientes con mayor nivel de vinculación y fidelidad. En total, los ingresos netos fueron de 163 millones y la ratio sobre el volumen de negocio permaneció estable.
El margen básico alcanzó los 827,8 millones (un 11,4% menos), mientras que el margen bruto fue de 1.478,8, un 51,7% más. El resultado de operaciones financieras se situó en 652,8 millones de euros, que incluyen el impacto de la gestión de instrumentos híbridos (preferentes y subordinadas)
Los gastos de explotación reflejan un descenso del 36,5%, hasta los 607,7 millones de euros y los gastos de personal cayeron un 44,8%, hasta situarse en 349,8 millones de euros. El año terminó, agrega, con una red de 592 oficinas, de las que 580 son sucursales operativas en España (541 en Galicia) y 12 en el extranjero (siete de ellas son de representación), La plantilla de la matriz era de 4.362 profesionales.
CAPITAL PRINCIPAL DEL 11,6%
NCG Banco destaca que, tras la venta de EVO Banco al fondo de inversión Apollo, la ratio de capital principal se elevó hasta el 11,6%, lo que "supone duplicar los niveles con los que finalizó 2012". De este modo, el capital asciende a 2.636 millones de euros y se sitúa 590 millones por encima del mínimo exigible.
La liquidez del banco al cierre del ejercicio era de 9.831 millones de euros, una cantidad que le permitiría cubrir 1,36 veces los vencimientos de emisiones mayoristas netas. Tiene una "holgura" de 2.602 millones de euros, resalta. Además, el año pasado redujo la operatoria de emisiones mayoristas en 8.436 millones y se orientó al negocio minorista, de modo que el porcentaje de crédito financiado con depósitos minoristas creció en cinco puntos porcentuales y llegó al 96%.
CRÉDITO
NCG Banco concedió 6.129 millones de euros en financiación, sobre todo a pymes, autónomos y familias. Del total, apunta, 2.846 millones corresponden a nuevos préstamos y 3.283 a financiación al tejido empresarial con líneas de descuento, factoring, confirming o comex. El año pasado, la entidad dio 3.360 hipotecas a familias, por importe de 286 millones de euros, y renegoció las de 4.674 hogares en dificultades.
La mayor parte del crédito, por encima del 70%, se otorgó a través de la marca Novagalicia (la que emplea en Galicia, Asturias y León) y la entidad incrementó en la comunidad su cuota de mercado de crédito en 62 puntos básicos.
En cuanto a los depósitos, el banco indica que en la parte minorista se registró un descenso del 4% en 2013 pero indica que la evolución estuvo "condicionada" por la reducción en las operaciones mayoristas, que disminuyeron su saldo en 5.705 millones de euros.
Los depósitos a la vista se incrementaron un 2,4%, señala y concluye que el saldo total de esta cartera de pasivo cerró el año en 29.357 millones. Los recursos gestionados fuera de balance tenían un saldo de 3.285 millones.NCG señala, además, que el patrimonio gestionado por el banco en fondos de inversión aumentó un 6,6%.
VENTAS Y PRIVATIZACIÓN
Por último, el banco repasa las desinversiones de 2013, entre las que figuran la venta de EVO (por 60 millones), la de un paquete de 66 oficinas a Banco Etcheverría (por 75,4 millones) y la de 29 participaciones empresariales, que han supuesto ingresos por 222 millones de euros. Asimismo, vendió 3.316 inmuebles, incluidos los pertenecientes a la Sareb, por importe de 264 millones.
Asimismo, se refiere a su propio proceso de privatización. La entidad pasa ahora a manos del Grupo Banesco, que ya es propietario del Etcheverría, tras adjudicarle el FROB el pasado diciembre, en un proceso de subasta, el banco nacido de las antiguas cajas. En concreto, la venta afecta a las acciones del propio FROB y del Fondo de Garantía de Depósitos, que suman el 88,33% en total. La operación está pendiente de autorización por parte de la Comisión Europea, ante la que los nuevos propietarios están negociando una flexibilización de las condiciones del 'term sheet'.