Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl) Santander prevé sacar a Bolsa el 25% de su filial en México y podría recaudar 3.800 millones

Banco Santander prevé sacar a Bolsa el 25% de su filial mexicana, según figura en un documento de colocación registrado en el organismo regulador de los mercados del país norteamericano. Con esta operación, la entidad podría recaudar 3.800 millones de euros.
La colocación de acciones se pretende realizar de manera simultánea a través de un tramo en el mercado mexicano y un tramo internacional, y las acciones ofrecidas se admitirán en las bolsas mexicana y estadounidense.
La oferta en México consistirá en 422 millones de acciones representativas del 6,22% del capital social de la entidad, mientras que la oferta internacional será de 1.267 millones de títulos (ads) que suponen el 18,67% del capital.
Las entidades vendedoras serán Banco Santander y la filial de éste Santusa Holding, y el número definitivo de títulos ofrecidos en forma de acciones y ads (american depositary shares) podrá variar una vez finalizada la oferta global.
Según la cotización actual de las acciones del Santander y teniendo en cuenta que cada ads es representativo de cinco acciones, la colocación del 24,89% del capital de la filial mexicana podría suponer un ingreso de en torno a 3.800 millones de euros.
Esta operación se inscribe en el modelo de filiales autónomas en capital y liquidez del Grupo Santander, que se ve reforzado con la salida a Bolsa de algunas de dichas filiales después de la colocación de la participada de Brasil en 2009.
El presidente del Santander, Emilio Botín, ha subrayado en diversas ocasiones las ventajas estratégicas y regulatorias de sacar una participación minoritaria de sus filiales como fórmula para captar capital de forma rápida y reducir el riesgo sistémico del grupo.
El Santander argumenta que las acciones de las filiales cotizadas se convierten en una moneda de cambio atractiva para adquisiciones en el mercado local, lo que permite evitar inversiones de capital del grupo al tiempo que da visibilidad en la valoración de las diferentes unidades del mismo.
Las filiales cotizadas garantizan un elevado nivel de transparencia y gobierno corporativo y están bien valoradas por los reguladores locales por crear 'cortafuegos' entre los diferentes mercados y diversificar el riesgo.
"Todas nuestras filiales gestionan de forma autónoma su liquidez, sin dependencia de la matriz del grupo y tenemos acceso a los mercados de deuda en nuestros diez mercados 'core'", presumió Botín en su discurso del Investors Day ya en 2011.