Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) Telefónica gana 2.745 millones en 2015, un 8,5% menos, tras extraordinarios

La empresa confirma un dividendo de 0,75 euros para 2016
Telefónica obtuvo un beneficio neto de 2.745 millones de euros en el ejercicio 2015, lo que supone un 8,5% menos que los 3.001 millones de queos que ganó en 2014, debido al impacto que ha tenido en las cuentas del cuarto trimestre el plan voluntario de suspensión de empleo de Telefónica España.
Según ha informado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el beneficio neto de Telefónica alcanzó en el conjunto del ejercicio los 5.787 millones de euros excluyendo impactos no recurrentes, lo que representa una subida del 29,7% respecto al año anterior.
La empresa presidida por César Alierta explica que los resultados del cuarto trimestre reflejan un impacto de 2.602 millones de euros de dicho plan, que mejorará la eficiencia de la compañía en los próximos años. La cuantía total de las provisiones en este trimestre asciende a 3.122 millones de euros.
Esta provisión ha llevado a la operadora a registrar en los tres últimos meses del ejercicio pérdidas netas por valor 1.832 millones de euros, en contraste con los 303 millones de euros que ganó hace un año.
Por su parte, la cifra de negocio de Telefónica en el conjunto de 2015, alcanzó los 47.219 millones de euros, un 8,7% más que los 43.458 millones de euros de 2014. En términos orgánicos la subida de los ingresos fue del 4%.
En concreto, las divisiones de España, Alemania y Brasil suponen el 66% de los ingresos de 2015, mientras que su negocio en Hispanoamérica representa el 30%, ambos porcentajes estables frente al año anterior. Además, la empresa añade que los resultados se encuentran afectados por la depreciación de las divisas latinoamericanas frente al euro, especialmente el real brasileño, el bolívar venezolano, el peso colombiano y el peso argentino.
El resultado operativo antes de antes de amortizaciones (OIBDA) se situó en 2015 en los 11.414 millones de euros, un 17,2% menos que los 13.781 millones de euros de 2014, pero un 3,6% más en términos orgánicos impulsado por las eficiencias derivadas de las sinergias de integración en Alemania y Brasil y del programa de simplificación del grupo.
La deuda neta financiera se sitúa en 49.921 millones de euros a 31 de diciembre de 2015 y el ratio de endeudamiento, considerando la venta de O2 UK, en 2,38 veces. Por su parte, el flujo de caja operativo volvió a crecer al subir un 1,9%.
Por otro lado, la empresa informa de que ha continuado con su plan de inversión orientado al crecimiento y transformación de redes y sistemas y ya reinvierte el 17% de sus ingresos anuales. Así, el CapEx creció en 2015 el 10,3% hasta los 9.578 millones de euros, incluyendo 1.585 millones de euros de adquisición de espectro.
OBJETIVOS CUMPLIDOS.
La multinacional remarca que estos resultados cumplen todos los objetivos operativos fijados para el año 2015 y revisados al alza en julio, en un año en el que Telefónica "ha avanzado firmemente en la senda de crecimiento rentable y sostenible a largo plazo, a la vez que ha mejorado su posición competitiva en mercados clave".
El presidente ejecutivo de Telefónica, César Alierta, ha hecho hincapié en los esfuerzos realizados durante el año en adaptar la oferta comercial, las redes y la propia estructura de la compañía para capturar todo el potencial de la digitalización de la economía.
"Si 2015 ha sido un año muy positivo, en 2016 se va a acelerar el crecimiento y la monetización de los datos, mientras maximizamos las eficiencias de integración y simplificación e impulsamos nuestras capacidades de innovación y Big Data", ha añadido.
MANTIENE DIVIDENDO.
De cara a 2016, la compañía reitera su compromiso de remuneración al accionista con el pago de un dividendo 0,75 euros por acción en efectivo, condicionado al cierre de la venta de su filial en Reino Unido 02 UK.
En esta línea, Telefónica propondrá también a la Junta General de Accionistas la adopción de un acuerdo para amortizar autocartera en 2015 por un total del 1,5% del capital social, también condicionado al cierre de la venta prevista del negocio británico.
La compañía prevé un crecimiento positivo de los ingresos alrededor del 4% en 2016 y una estabilización del margen de OIBDA, así como alcanzar un ratio de endeudamiento (medido como deuda neta /OIBDA) inferior a 2,35 veces este año.
TELEFÓNICA ESPAÑA.
Respecto a España, la multinacional informa de que los ingresos por operaciones, incluyendo la consolidación de DTS, alcanzaron los 3.220 millones de euros en el trimestre, un 6% más, y los 12.402 millones de euros en el conjunto del año, un 3,2%. El país aportó en 2015 el 26% de los ingresos del grupo.
En especial, la empresa destaca la "significativa mejora" en los ingresos, excluyendo DTS, que aceleran su crecimiento en el cuarto trimestre hasta el +0,8% interanual, seis décimas que en el tercer trimestre, pero descienden un 1% en 2015, lo que refleja una significativa recuperación frente a la caída del 7,2% de 2014.
El OIBDA incluyendo la consolidación de DTS desde el 1 de mayo alcanzó los 2.336 millones de euros en 2015 y está fuertemente impactado, entre otras cosas, por las provisiones extraordinarias del trimestre. Excluyendo factores no recurrentes el OIBDA de Telefónica España, incluyendo DTS, ascendería a 1.272 millones de euros en el cuarto trimestre.
El CapEx anual incluyendo DTS desde el 1 de mayo de 2015 alcanzó los 1.827 millones de euros y aumentó el 5,5%, un 4,5% en términos orgánicos, por la continua inversión en proyectos de crecimiento.
Por otro lado, la empresa cerró 2015 con 14,3 millones de unidades inmobiliarias pasadas con fibra, cuatro millones más que en 2014, mientras que la cobertura LTE alcanza ya el 75% de la población.
Por su parte, Movistar Fusión cuenta con 4,2 millones de clientes tras ganar alrededor de 145.000 accesos en el cuarto trimestre, de los que un 62% tienen televisión de pago. Así, 700.000 clientes se apuntaron a la promoción 'TV premium extra'.