Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.2) El déficit se reducirá tres décimas más de lo previsto este año, hasta el 5,5%

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha asegurado que el Gobierno propondrá a Bruselas reducir el déficit del 6,6% registrado a final de 2013 al 5,5% al cierre de este ejercicio, tres décimas por debajo de lo previsto inicialmente.
En 2015, el Gobierno se compromete a reducir el saldo negativo del 5,5% al 4,2% del PIB, mientras que en 2016 la cifra quedaría por debajo del 3% (2,8%) y en 2017 en el 1,1%.
Así lo ha señalado Montoro en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que ha dado el visto bueno a la actualización del programa de estabilidad y el cuadro macroeconómico.
Ésta es la propuesta que enviará el Gobierno a Bruselas y que ahora tendrá que recibir el visto bueno de la Comisión Europea.
En 2013 el déficit público se situó en el 6,6% sin tener en cuenta las ayudas a la banca, por lo que reducirlo al 5,5% implicaría una rebaja de algo más de un punto de PIB, que equivale a unos 10.000 millones de euros.
Las nuevas cifras de déficit público suponen también nuevos objetivos para las diferentes administraciones (Administración Central, comunidades autónomas y Seguridad Social).
Así, el Estado tendrá ahora que registrar un déficit del 3,5% este año, que deberá bajar al 2,9% en 2015, al 2,2% en 2016 y al 1,1% en 2017, cifras algo superiores a lo pactado anteriormente.
Por su parte, la Seguridad tendrá que reducir su déficit del 1,2% de 2013 al 1% en 2014, al 0,6% en 2015 y al 0,3% en 2016. En 2017, la Seguridad cerrará en equilibrio, según las últimas estimaciones del Ejecutivo.
Las comunidades autónomas, que parten de un saldo negativo del 1,5% del año pasado, tendrán que rebajarlo al 1% este año, al 0,7% en 2015 y al 0,3% en 2016. En 2017, también tendrán que volver al equilibrio.
Finalmente, las corporaciones locales, que registraron un superávit de cuatro décimas en 2013, tendrán que mantener el equilibrio en los próximos cuatro ejercicios. De hecho, el déficit público del 1,1% del año 2017 se deberá única y exclusivamente al Estado.
SEGUIR REDUCIENDO EL DÉFICIT
Pese a la moderación de los objetivos, Montoro ha resaltado la importancia de seguir reduciendo el saldo negativo de las cuentas "no por ideología", sino porque es la única manera de salir de la crisis.
De la misma forma, el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha insistido en la necesidad de seguir con esta tarea, aunque ha resaltado el esfuerzo del Gobierno para cumplir lo pactado con la Comisión.