Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampliación) ACS pierde 1.233 millones en el semestre al ajustar su inversión en Iberdrola

ACS registró una pérdida neta de 1.233 millones de euros en el primer semestre del año, frente al beneficio de 604 millones de un año antes, por la venta con minusvalías de acciones de Iberdrola y el ajuste contable realizado al resto de su inversión en la eléctrica, informó la compañía de construcción y servicios.
En caso de descontar estos extraordinarios, la compañía que preside Florentino Pérez habría registrado un beneficio de 380 millones, un 16,7% menos respecto al mismo periodo de 2011.
En concreto, el resultado de ACS incluye la minusvalía neta de 599 millones que se anotó al vender un 3,69% de Iberdrola en abril, y el impacto de 962 millones derivado de ajustar el valor al que tiene contabilizada su inversión en la eléctrica (desde 7,1 euros hasta 5,6 euros por acción). Además, incluye una provisión de 302 millones relacionada con la refinanciación de su inversión en esta compañía.
ACS tiene actualmente una participación del 14,85% en Iberdrola. De ella, un 8,25% está 'aparcado' en Société Générale, otro 0,710% lo ostenta de forma directa, y el 5,897% restante, de forma indirecta a través de un contrato de derivados.
El grupo no pudo compensar el efectos del "saneamiento" de esta inversión con los 201 millones de euros obtenidos de la venta de su participación del 10% que tenía en el grupo de concesiones Abertis, y la de su filial de servicios Clece, ni con los 50 millones de euros cobrados del dividendo de Iberdrola.
No obstante, estas desinversiones permitieron a ACS reducir su endeudamiento, que a cierre de junio se situaba en 8.579 millones de euros, un 13% menos respecto a un año antes.
De su lado, la consolidación del grupo alemán Hochtief se refleja en las magnitudes operativas de las cuentas de ACS. Así, la cifra de negocio del grupo se duplicó (+98,8%) en los seis primeros meses del año, hasta sumar 18.833 millones de euros. El beneficio bruto de explotación (Ebitda) se situó en 1.578 millones de euros, un 76% más.
EL 81,3% DEL NEGOCIO, EN EL EXTERIOR.
ACS ya obtiene del exterior el 81,3% del total de sus ingresos, gracias a la integración de la firma alemana y a que su facturación internacional creció un 15,3%, lo que le permitió así amortiguar la caída del 21,5% de sus ingresos en España.
Por áreas de negocio, la tradicional de construcción triplicó su facturación, hasta sumar 14.348 millones de euros, gracias a Hochtief y a pesar de que la actividad que desarrolla en el mercado doméstico cayó un 35%.
A cierre del semestre, el grupo contaba con una cartera de contratos de obra pendientes de ejecutar por valor de 53.522 millones, un 6,3% superior a la de un año antes, de los que el 93,2% se ubica fuera de España.
Por su parte, las áreas de servicios industriales y de servicios del grupo se mantuvieron estables respecto al pasado año y reportaron ingresos por 3.641 millones de euros y 859 millones, respectivamente, en el primer semestre.