Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampliación) El déficit comercial se reduce un 22,5% en el primer semestre, hasta 18.641,5 millones

El superávit comercial de España con la UE se multiplica por más de tres y el obtenido frente a la eurozona casi se quintuplica
El déficit comercial se situó en 18.641,5 millones de euros en el primer semestre del año, lo que representa una caída del 22,5% respecto al mismo periodo de 2011, según datos difundidos este jueves por el Ministerio de Economía y Competitividad.
Este resultado fue consecuencia del incremento en un 3,4% de las exportaciones, hasta los 109.974,4 millones de euros, frente a un descenso de las importaciones del 1,4%, hasta los 128.615,9 millones de euros.
El déficit energético registró entre enero y junio un repunte del 14,3%, hasta los 23.747,4 millones, en contraste con el superávit no energético de 5.105,9 millones obtenido en este periodo, cifra que representa un descenso de casi el 255% respecto al primer semestre de 2011, cuando se registró un déficit de 3.296,4 millones.
La tasa de cobertura --porcentaje de importaciones que pueden pagarse con las exportaciones realizadas en el mismo periodo--, se situó en el 85,5% en los seis primeros meses del año, cuatro puntos superior a la observada en la primera mitad de 2011.
Solo en el mes de junio, el déficit comercial alcanzó los 2.700,4 millones de euros, con un descenso del 31,2% respecto al mismo mes del año anterior. En el sexto mes del año se logró un superávit no energético de 1.232,4 millones de euros, la tercera mayor cifra desde 1995.
En el primer semestre, el saldo comercial con la UE registró un superávit de 5.539,5 millones de euros, cifra un 249% superior a la del mismo periodo de 2011. Asimismo, España registró un saldo positivo frente a la zona euro de 3.521,4 millones de euros, frente al superávit de 726,5 millones de un año atrás.
Por el contrario, se contabilizó un saldo negativo de 24.181 millones de euros frente a los países no pertenecientes a la UE, cantidad un 5,7% inferior a la de los seis primeros meses del año pasado.
EL AUTOMÓVIL, ÚNICO SECTOR EXPORTADOR EN NEGATIVO.
Durante el primer semestre del año todos los sectores exportadores se comportaron de manera positiva, a excepción del automóvil, cuyas ventas al exterior descendieron un 9,9%, con caídas del 12,4% en la rúbrica de vehículos terminados y del 4,2% en la de componentes. El automóvil acaparó hasta junio el 14,8% de las exportaciones.
Los principales sectores exportadores en los primeros seis meses del año fueron los bienes de equipo y los alimentos, al concentrar el 19,2% y el 15,2% del total de las exportaciones, con crecimientos interanuales del 0,2% y del 9,5%, respectivamente.
Asimismo, contaron con registros positivos los productos químicos, que exportaron un 5,4% más y sumaron el 14,5% del total de las ventas españolas al exterior, y las semifacturas no químicas, con un crecimiento del 3%, hasta representar el 12% de las exportaciones.
Las exportaciones de productos energéticos, que representaron el 6,7% del total, se incrementaron un 12,4% en los seis primeros meses, con avances del 184,3% en la rúbrica del gas, del 48,8% en el carbón y la electricidad, y del 6,2% en petróleo y derivados.
CRECEN UN 14% LAS IMPORTACIONES DE PRODUCTOS ENERGÉTICOS.
En cuanto a las importaciones, las de productos energéticos (que concentraron el 24,2% del total) se incrementaron un 13,9% en términos interanuales, con avances del 11,8% en las compras de petróleo y derivados y del 20,6% en las de gas.
Por el contrario, las compras al exterior de bienes de equipo (17% del total) retrocedieron un 8,1% y las de productos químicos (15,1% del conjunto de las importaciones del periodo) aumentaron un 1,3%.
Por su parte, las importaciones del sector automóvil (9,9% del total) descendieron un 9,3% por el retroceso en un 9,9% en las compras de componentes y en un 8,3% en las de automóviles y motos.
Por último, la compras al exterior de alimentos (10,5% del total) ha registrado un incremento interanual del 3,1%, en tanto que las manufacturas de consumo (9,1% del total) han experimentado un descenso del 8,5% en relación a los seis primeros meses de 2011.
BAJAN LAS EXPORTACIONES A LOS PAÍSES DEL EURO.
En el análisis geográfico, las exportaciones dirigidas a la Unión Europea (el 64,2% del total) se redujeron un 0,2% en el primer semestre. Las ventas a la zona euro (50,9% del total) disminuyeron un 1,5%, mientras que las exportaciones a países de la UE no pertenecientes a la eurozona subieron un 5,2%, hasta representar el 13,3% del total.
Las ventas dirigidas a Francia, principal destino de las exportaciones españolas, con un 17,2% del total, cayeron un 1,6% en el semestre, en contraste con las ventas a Alemania (10,8% del total), que crecieron un 7,4%.
Por su parte, las exportaciones dirigidas a Bélgica crecieron un 4,9% y las destinadas a Países Bajos, un 4,8%). Por el contrario, se redujeron aquellas con destino a otros países comunitarios como Portugal (-9,3%), Italia (-6,9%) y Reino Unido (-2,3%).
Las exportaciones dirigidas al resto de zonas geográficas repuntaron, en general, durante el primer semestre. Las destinadas a países extracomunitarios subieron un 10,5% y las dirigidas a América del Norte crecieron un 2%, mientras que las ventas a África aumentaron 26,9% (un 20,9% en el caso de Marruecos), las de Asia un 18,1% (10,3% para China y un 18,3% para Japón), las de América Latina un 15,9%, y las destinadas a Oriente Medio un 16,2%.
LAS IMPORTACIONES DE AMÉRICA LATINA SUBEN CASI UN 40%.
Respecto a las importaciones, las procedentes de la Unión Europea (50,6% del total) mostraron un descenso del 5,9% en tasa interanual. En el caso de las compras a países de la zona euro (40,8%), bajaron un 6,5% en el semestre.
Entre los principales proveedores comunitarios de España, sólo aumentaron en el primer semestre las compras realizadas a Irlanda (+4,3%) y Países Bajos (+6,5%), frente a la caída en un 4,6% de las compras a Francia y el descenso en un 9,7% de las importaciones alemanas. El resto también mostraron descensos: Bélgica (-14,8%), Italia (-9,6%), Portugal (-3,6%) y Reino Unido (-6,6%).
Las importaciones procedentes de países no pertenecientes a la UE (49,4% del total) se incrementaron un 3,7% en tasa interanual, mientras que las compras a los países europeos no comunitarios bajaron un 5,6%.
Igualmente, se registraron descensos en las importaciones procedentes de Asia (-7,2%), así como las procedentes de América del Norte (-3,1%). En contraste, las compras a países de América Latina aumentaron hasta junio un 39,4% y a países de África, un 16,1%.