Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ana Botín defiende la apuesta por Brasil pese al lastre en la cotización del Santander

Garantiza que el plan estratégico es el "correcto" tras 18 meses al frente del banco
La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, ha defendido la apuesta de la entidad por Brasil ante su potencial de crecimiento y desarrollo, a pesar de admitir que la caída de la acción del banco desde la capitalización histórica de 100.000 millones de euros marcada en abril de 2015 se explica sobre todo por la "preocupación" que existe sobre el futuro del país carioca.
"La historia a largo plazo de Brasil es la del crecimiento y desarrollo de unas de las principales economías emergentes del mundo. Vamos a aprovechar la situación actual para que cuando Brasil continúe con su tendencia ascendente, estemos en una situación competitiva aún mejor", ha reivindicado Botín en la carta anual dirigida a los accionistas con motivo de la junta general ordinaria, que se celebrará el próximo 18 de marzo.
La presidenta del Santander ha admitido que hasta que la situación de Brasil comenzó a deteriorarse a mitad de 2015, el comportamiento relativo de la acción del banco era similar al resto de competidores y al de los principales índices.
Botín cifra en un 36% la caída del valor de mercado del Santander desde la ampliación de capital lanzada el 8 de enero de 2015 y explica además que este descenso se debe también a una "percepción diferente" sobre la fortaleza y la cuantía del exceso del capital de la entidad respecto a los requisitos regulatorios.
En este sentido, recuerda que el capital de máxima calidad del Santander asciende al 12,55%, frente al requisito prudencial mínimo del 9,75%, lo que arroja un exceso equivalente a 16.000 millones de euros. "El objetivo de este exceso de capital es proteger a los clientes, accionistas y empleados", asegura.
La presidenta del Santander repasa el modelo diferencial de negocio del banco, con una diversificación geográfica con presencia en diez mercados y 121 millones de clientes. "El valor de mercado del Santander no refleja suficientemente el valor y la fortaleza diferenciales del modelo y diversificación de la entidad", lamenta.
Por ello, tranquiliza a los accionistas y garantiza el crecimiento "sostenible" y la creación de valor del Santander pese a que los movimientos a corto plazo de los mercados son "impredecibles". "Estoy convencida de que la cotización de la acción lo terminará reflejando y que los accionistas del Santander verán recompensada su confianza", subraya.
NO DESCARTA COMPRAS MENORES.
De cara al futuro, Botín muestra también su confianza en que el plan estratégico del Santander es "el correcto", después de los 18 meses que cumple al frente del banco tras la repentina muerte de su padre, Emilio Botín. En este sentido, recuerda que el banco se ha ganando la reputación de una entidad con "voluntad de expansión" a través de compras desde España hacia Europa y América, si bien consagra que ahora la prioridad "inmediata" pasa por el crecimiento orgánico aumentando los clientes vinculados.
Eso sí, la presidenta del Santander deja claro que no descarta "adquisiciones menores" en el futuro en los diez mercados en lo que opera la entidad, siempre que éstas tengan "encaje estratégico y financiero". Todo ello ante las debilidades que puedan sufrir algunos bancos por un entorno de baja rentabilidad, en un escenario que Botín espera que para los mercados desarrollados sea de "curvas" de tipos de interés "bajas y planas" durante "bastante tiempo".