Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aparicio se incorporará a Indra a final de mes para poner toda su experiencia "al servicio de la empresa"

Abandonará el escaño a finales de mes y no hace especulaciones sobre posibles cargos ejecutivos en la empresa de tecnología
El exministro de Trabajo Juan Carlos Aparicio se incorporará como nuevo consejero de Indra a propuesta de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) a finales de mes, una vez se aceptada la propuesta de su nombramiento haya sido aceptada por el Consejo de Administración en su sesión del día 29, y su intención ante este nuevo reto es poner toda su experiencia al servicio de la empresa.
Así la ha explicado el propio diputado a Europa Press después de conocerse la decisión de SEPI, que Aparicio ha agradecido por la "confianza" que conlleva el que le hayan propuesto para un puesto en una de las empresas "más significativas" de España.
"Agradecer especialmente al presidente de SEPI, Ramón Aguirre, por haber puesto su confianza en mí y en otra persona a la que también conozco y que considero una persona con una solvencia profesional, técnica y moral impecable", ha dicho en referencia al otro consejero propuesto, el exsubsecretario de Fomento Adolfo Menéndez Menéndez.
ABANDONARÁ EL ESCAÑO
En cualquier caso, antes de poder ocupar su nuevo cargo Aparicio deberá renunciar al escaño que ocupa en el Congreso desde el inicio de la legislatura por la circunscripción de Burgos. Una decisión que, "al margen de cualquier consideración" legal de incompatibilidad, habría adoptado porque "la naturaleza del cargo y el nivel de dedicación así lo exigen" a su entender.
Sin embargo, cree que "hay que trabajar con la misma intensidad y cumplir con el cargo hasta el último día", por lo que la renuncia al acta de diputado se producirá hacia finales de mes, lo más cerca posible de su entrada en Indra, para que "no haya discontinuidad laboral" en su carrera.
Preguntado sobre la posibilidad de que este nombramiento sea un primer paso para conseguir, más adelante, algún cargo ejecutivo en la compañía, Aparicio ha rechazado "especular", porque "uno debe atender a lo que tiene sobre su mesa y sobre sus manos", y cree que "no es bueno plantearse retos más allá de lo razonable".
"Para mí ya es muy importante estar en este Consejo de Administración, de una empresa significativa. Creo conocer las reglas del juego y no me planteo ninguna otra cosa que no sea poner mi experiencia humana, política y personal al servicio de Indra, una empresa referencia de España. No tengo más objetivo que colaborar", ha insistido.
MANTENER LA POSICIÓN
Y en esa nueva ocupación sus prioridades serán "hacer cuanto sea posible por consolidar" la posición que la empresa ha logrado a través de los años, y que ha permitido que hoy por hoy "maneje tecnología muy importante para la seguridad de la vida civil e incluso de las fuerzas militares".
"Creo que la preservación de la empresa como referencia en las nuevas tecnologías, su puesta en valor y la contribución a la seguridad mundial y nacional ya son retos suficientemente importantes", ha concluido.
CONSEJEROS POR SEPI
El nombramiento de Aparicio y Menéndez supondrá la materialización de la entrada de los nuevos vocales en sustitución de los anteriores representantes de la matriz de Bankia, Banco Financiero y de Ahorros (BFA), después de que a comienzos de agosto BFA anunciara la venta a la SEPI del total de su participación en Indra, que ascendía al 20,14% y que ha sido valorada en 337 millones de euros.
Una operación "importante" según Aparicio, pero que "fue recibida de manera muy positiva por los mercados y por todo el mundo". "A las cotizaciones me remito", ha dicho, aludiendo a la "muy positiva evolución" de las cotizaciones.
CURRÍCULUM DE APARICIO
Aparicio nació en 1955 y ha sido diputado durante siete legislaturas, incluida la actual. Licenciado en Ciencias Químicas y técnico en Organizaciones Empresariales, ha sido procurador de las Cortes de Castilla y León, y vicepresidente y consejero de Presidencia de la Junta de Castilla y León.
Además, ha sido senador, alcalde de Burgos y, durante los gobiernos de José María Aznar, secretario de Estado de la Seguridad Social y ministro de Trabajo y Asuntos Sociales.