Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Apple abre en Italia el primer centro de desarrollo de aplicaciones iOS de Europa

Apple ha creado en la ciudad italiana de Nápoles el primer centro de desarrollo de aplicaciones iOS en Europa, que proporcionará a los estudiantes las habilidades prácticas y la formación necesaria para desarrollar apps iOS, según informa la compañía en un comunicado.
El centro apoyará a los profesores y ofrecerá un plan de estudios especializado para preparar a "miles de futuros desarrolladores que formarán parte de la próspera comunidad de desarrolladores Apple".
En esta línea, Apple, que espera expandir este programa a otros países del mundo, también trabajará con socios en toda Italia que ofrecen formación para desarrolladores para complementar este plan de estudios y crear nuevas oportunidades para los estudiantes.
El consejero delegado de Apple, Tim Cook, remarcó que Europa es el hogar de "algunos de los desarrolladores más creativos del mundo" y se mostró encantado de ayudar a la próxima generación de emprendedores de Italia a adquirir las habilidades necesarias para tener éxito.
"El fenomenal éxito de la App Store es una de las fuerzas motrices tras los 1,4 millones de puestos de trabajo que Apple ha creado en Europa y ofrece oportunidades ilimitadas para personas de todas las edades y para empresas de cualquier tamaño, en todo el continente", añadió.
En concreto, la empresa apunta que 1,2 millones de esos empleos corresponden a la comunidad de desarrolladores de apps, ingenieros de software y emprendedores que crean apps para iOS, así como a puestos de trabajo no catalogables en el ámbito de las tecnologías de información sustentados, directa e indirectamente, por la economía de las apps.
Asimismo, incide en que el "espectacular crecimiento" de la App Store ha ayudado a los desarrolladores de Europa a ingresar más de 10.200 millones de euros por la venta de sus aplicaciones en el mundo.
En el caso de Italia, destaca que más de 75.000 puestos de trabajo son atribuibles a la App Store y afirma que el país tiene una "vibrante comunidad de desarrolladores", entre los que destaca los casos de IK Multimedia y Musement.