Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Applus gana 38,2 millones en 2015, un 60% más, y constata difícil situación del petróleo y gas

Applus registró un resultado neto de 38,2 millones de euros en 2015, lo que supone un incremento del 60% respecto a las ganancias obtenidas en el año anterior, según ha informado este lunes la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
La compañía ha achacado este incremento a la reducción de los costes financieros durante el periodo así como a la reducción de costes no recurrentes respecto al ejercicio 2014. El beneficio ajustado por acción creció un 11,6%, hasta 0,75 euros.
Las ventas del grupo en el pasado año ascendieron a 1.701,5 millones de euros, lo que representa un incremento del 5,1%, impulsadas por las recientes adquisiciones, mientras que el resultado operativo ajustado creció un 2,2%, hasta los 162 millones de euros.
El consejero delegado de Applus, Fernando Basabe, ha subrayado que la compañía ha alcanzado los mayores ingresos, resultado y generación de caja de su historia.
"La mayoría de las divisiones del grupo obtuvieron buenos resultados salvo los negocios con fuerte exposición al petróleo y gas que se vieron afectados por la difícil situación de la industria, lo que ha generado un ligero descenso de los ingresos orgánicos", ha resaltado.
De no producirse cambios en el mercado del petróleo y gas, Basabe prevé para este año una reducción de alrededor del 5% de los ingresos orgánicos del grupo a tipos de cambio constantes.
"Prevemos que continúe la tendencia positiva de crecimiento en los sectores de automoción, aeronáutico, energía e infraestructuras y otros mercados finales mientras que el sector del petróleo y gas seguirá en retroceso", ha señalado.
El consejo de administración propondrá la distribución de un dividendo de 0,13 euros por acción, en línea con la cantidad pagada en 2014.