Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aramco ya prepara su expansión internacional

La petrolera estatal saudí, Aramco, valorada en 2 billones de dólares (1,76 billones de euros), tiene intención de iniciar su expansión internacional mediante sociedades establecidas en el exterior de la Península Arábiga y, además, se está preparando para sacar a bolsa una parte de su capital con el objetivo de diversificar la economía del Gobierno de Arabia Saudí.
Así lo explicó el consejero de delegado de la compañía, Amin Nasser, durante una sesión informativa con periodistas en la sede de la compañía en Dhahran, donde añadió que Aramco está contemplando las oportunidades de negocio que ofrecen Estados Unidos, India, Indonesia, Vietnam, y China.
"Estamos observando la situación actual del mercado que, a pesar de ser desafiante, presenta excelentes oportunidades de crecimiento", señaló Nasser, quien cree que la demanda de petróleo se incrementará en 1,2 millones de barriles diarios a lo largo de este año.
Esta decisión se corresponde con los planes de la compañía para diversificar la economía y el sector energético del país, cuyo territorio pertenece a la familia real Saudí, como consecuencia de un entorno de bajos precios del crudo, lo que ha lastrado la economía de Riad.
Además, se espera que Arabia Saudí saque a bolsa una parte de Aramco a través oferta pública inicial de acciones de aproximadamente el 5% de la petrolera estatal.
"Responderemos ante las exigencias del mercado", aseveró Nasser, quien adelantó que la expansión de su yacimiento petrolífero en Shaybah finalizará "en un par de semanas", lo que incrementará la capacidad de producción de Aramco en 250.000 barriles diarios.
Además, Aramco espera que el astillero que se está construyendo en la localidad de Ras al-Khair esté plenamente operativo en 2021, creando un total de 80.000 puestos de trabajo y permitiendo a Arabia Saudí reducir sus importaciones en 12.000 millones de dólares (10.541 millones de euros) y que tendría un impacto positivo sobre el PIB de 17.000 millones de dólares (14.934 millones de euros).