Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Arcelor dice que su plan para la acería de Sestao es el "único viable" ahora y "no hay alternativa"

Afirma que, si no se pone en marcha el Plan, en algún momento habría que tomar "una decisión" con la planta
Arcelor Mittal ha afirmado que el plan que ha presentado para la reapertura de la ACB es el "único viable" en estos momentos y que, si no se pone en marcha, "no hay, en principio, otra alternativa" y, en algún momento, habría que tomar "una decisión" respecto a la planta, según ha informado a Europa Press la empresa.
La dirección de la ACB trasladó este jueves al comité de empresa el detalle del Plan Industrial y social que ha elaborado para la planta vizcaína, y que ha sido rechazado ya por los representantes de los trabajdores. La empresa plantea reabrir la acería para producir 10.000 toneladas al mes trabajando algunos fines de semana y propone, entre otras medidas, reducir a la mitad la plantilla y una rebaja salarial del 15%.
La empresa ha señalado que, tras la presentación de este plan, esperan que el comité lo valore y le volverá a citar a una próxima reunión.
La compañía ha manifestado que, dada la situación del mercado, la propuesta presentada es la "única viable" en estos momentos para intentar reabrir la planta. "No hay otra alternativa en este momento", ha añadido.
"PARADA, COMO HASTA AHORA"
Ante el rechazo del comité a esa propuesta y el escenario que se podría plantear a futuro, Arcelor ha señalado que, si no se puede poner en marcha el plan, la acería seguiría parada, como hasta ahora, pero "lógicamente en algún momento habría que tomar una decisión con la planta" porque no se podría mantener parada "de forma permanente durante mucho tiempo".
No obstante, ha manifestado que, en este momento, no valoran "otra opción" que la que han planteado encima de la mesa y es con la que "se va a trabajar". En el caso de que no se pueda llevar adelante, ha precisado que ya se analizaría el "siguiente paso", aunque reconoce que, "si no se pone en marcha, no hay en principio otra alternativa".