Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Argentina respeta las nacionalizaciones en Venezuela, pero protegerá a Techint

Argentina respeta "la decisión soberana" de Venezuela de nacionalizar empresas, entre ellas tres participadas por Techint, pero protegerá "los intereses" de ese grupo siderúrgico argentino, dijo hoy su ministro de Planificación, Julio De Vido.
El ministro, que tiene fluidos contactos con las autoridades venezolanas, citó como ejemplo la actitud del Gobierno de Cristina Fernandez cuando se nacionalizó Sidor, subsidiaria de Techint en Venezuela.
"El Gobierno repetirá sin dudar las gestiones de la misma forma que lo hizo ante la nacionalización de Sidor, respetando como ha hecho siempre las decisiones soberanas de otros Estados, pero protegiendo los intereses de los nacionales", apuntó en unas declaraciones a la agencia oficial de noticias argentina Télam.
Techint acaba de alcanzar un acuerdo con las autoridades venezolanas para cobrar 1.970 millones de dólares por el paquete accionarial de control que tenía en Siderúrgica del Orinoco (Sidor).
El presidente venezolano, Hugo Chávez, anunció el jueves en Caracas la nacionalización de cinco empresas del sector siderúrgico, entre ellas Tavsa y Matesi, en las que Techint tiene mayoría, y el Complejo Siderúrgico Guayana, en la que el grupo es accionista minoritario.
La decisión de Chávez sorprendió a Techint, según sus directivos, y fue motivo de generalizado rechazo para las asociaciones empresariales argentinas y hasta para la Confederación General del Trabajo (CGT), el mayor sindicato de este país suramericano.
"Así como siempre estuve en contra de la privatización de las empresas del Estado, como se hizo (en Argentina) en la década del 90, ahora tampoco estoy de acuerdo con la estatización de las empresas privadas", aseguró hoy Hugo Moyano, líder de la CGT, cuya dirección responde al peronismo de Fernández.
La Unión Industrial Argentina (UIA), la mayor patronal del país, expresó este viernes su "profunda preocupación" y además reclamó la intervención del Gobierno de Fernández para "defender los legítimos intereses" de Argentina en el exterior.
En términos similares se pronunció la Asociación Empresaria Argentina (AEA) al remarcar que las inversiones en el exterior "son parte fundamental de la proyección internacional" de este país.