Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Arias Cañete asegura que ninguna CCAA perderá dinero con la PAC y que las ayudas serán "iguales o superiores"

El ministro dice que el presupuesto para agricultores y ganaderos es "suficiente" para ayudar a un sector "competitivo"
El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha garantizado que con la nueva Política Agraria Común (PAC) "ninguna" comunidad autónoma española va a perder dinero, así como tampoco los agricultores, ya que las ayudas van a estar, según ha dicho, "en los mismos niveles o incluso superiores", al tiempo que la ganadería va a estar "bien tratada".
En este sentido, ha destacado que el presupuesto acordado en la última Conferencia Sectorial de Agricultura es "muy importante", toda vez que contempla 47.000 millones de euros en siete años, de 2014 a 2020, y ha asegurado al respecto que es "suficiente" para apoyar a un sector "competitivo". De hecho, ha resaltado, ninguna actividad económica recibe este "apoyo" de la Unión Europea.
Así lo ha manifestado Arias Cañete ante más de medio millar de ganaderos y agricultores cántabros, en un acto celebrado en Orejo (Marina de Cudeyo) en el que ha desgranado las principales líneas de financiación de la PAC, y en el que ha estado acompañado por el presidente de Cantabria, Ignacio Diego, y la consejera de Ganadería de la región, Blanca Martínez, entre otras autoridades regionales y locales.
LA PROPUESTA ERA "ENDEMONIADA Y LETAL"
Después de resaltar que la propuesta de la Comisión Europea era "endemoniada" para la ganadería y "letal" para la agricultura de España, el ministro ha indicado que si no se hubiera modificado, habría conllevado la pérdida de la mitad de los acuerdos alcanzados. Además, pese a las peticiones de los consejeros autonómicos, ya que "nadie quería perder", el planteamiento de Bruselas conllevaba "recortes sí o sí".
Por ello, ante el "horizonte pavoroso" que se dibujaba, Arias Cañete ha valorado el acuerdo logrado en las negociaciones, que han contado con la ayuda del Parlamento Europeo vía enmiendas.
Entre otras cuestiones, ha subrayado el sistema de pagos acoplados, que es "bueno", y ha detallado al respecto que la ganadería va a concentrar estos pagos, con cerca de 490 millones de euros, destinados en buena parte a impedir el abandono del sector (el 83% del total), que a su juicio es el principal problema, debido a la falta de relevo generacional.
Y ha recalcado que de esa cuantía, 93 millones se destinan al vacuno de leche, sector que, dentro del ganadero, es una "prioridad" para el Gobierno. Se trata, ha dicho, de algo "bueno" para Cantabria, pues esta región aglutina más del 8% del censo nacional de vacas de ordeño. Así, según ha resaltado, la decisión de mantener la mayor parte de los fondos como pago acoplado "beneficia" a los ganaderos cántabros.
En el ámbito de la agricultura, una especialidad "que hay que tener en cuenta" en Cantabria, el modelo de pago acoplado se ha diseñado para que "nadie pierda". Entre otras cuestiones, ha destacado que se ha dado "un nuevo paso" para evitar que las ayudas al sector "se cobren sin hacer nada".
Así, con la nueva PAC se van a "endurecer" los requisitos, ya que entre otras cosas se exigen ingresos agrarios que equivalgan al menos al 20% de las ayudas, de modo que van a "desaparecer" muchos pagos de primas a agricultores y ganaderos con una carga de trabajo "muy baja". Y además de estar inscrito en un registro, se exigirá una carga ganadera mínima de al menos 20 unidades de ganado mayor.
150 MILLONES DE MARGEN DE MANIOBRA
Asimismo, se han dejado 150 millones de "margen de maniobra por si hay sorpresas", para compensar posibles dificultades y apoyar al sector, como con la supresión de la cuota láctea, ya que habrá que "vigilar" qué ocurre. Así, el objetivo de esta herramienta es dar "respuestas" ante ciertos problemas y "prevenir estas crisis", ha apuntado.
En este ámbito, ha indicado Arias Cañete, también se va a seguir la evolución del precio de la leche. Se ha referido a la venta a pérdida por parte de grandes superficies, y ha destacado que Cantabria es la comunidad autónoma que se está tomando "con más seriedad" este control en los puntos de venta, por lo que ha pedido a las otras 16 regiones "el mismo nivel de exigencia". El fin es que la leche no se convierta en un "producto reclamo" que "ahogue" al productor.
No en vano, en la región se han registrado siete sanciones y una sentencia por esta práctica, como ha recordado su presidente, que ha asegurado que se va a seguir trabajando en esta línea.
El ministro también se ha referido al apoyo de la ganadería de ovino y caprino, aunque ha admitido que su repercusión es "menor", y ha mencionado asimismo el problema de las cooperativas, asunto en el que ha abogado por impulsar una grande a nivel nacional, sobre todo en el ámbito lácteo. Y es que, según ha dicho, con cooperativas "más potentes", el sistema de precios sería "más uniforme" en el conjunto del país.
Arias Cañete ha destacado también la "magnífica" calidad de la cabaña ganadera o de los productos agrícolas. Al hilo de lo anterior, ha subrayado las exportaciones vinculadas a esta actividad económica, y cuyo volumen superará este año los 38.000 millones de euros.
SECTOR COMPETITIVO Y RENTABLE
Con todo ello, el ministro ha trasmitido que el Gobierno "cree" en el sector ganadero y agrario, que no es "pequeño" o "marginal", así como la apuesta para que sea "competitivo y rentable".
En similares términos, Ignacio Diego ha resaltado la importancia del sector así como los "beneficios" que percibirá la región con la aplicación de la PAC en España, ya que "gana y mucho", al ser la segunda comunidad autónoma en la que más crece la asignación en el nuevo periodo 2014-2020, mientras que en la anterior etapa había "perdido y mucho", ha concluido.