Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Asaja, COAG y UPA esperan que Deoleo mantenga su peso en el sector español del aceite de oliva

Las organizaciones agrarias Asaja, COAG y UPA en Andalucía han mostrado este miércoles su deseo de que Deoleo continúe manteniendo el peso "tan importante" dentro del sector español del aceite de oliva, punto por el que el sector productor muestra cierta preocupación.
Así, el secretario general de Asaja-Sevilla, Eduardo Martín, ha señalado a Europa Press que el sector productor está "muy atento" al proceso ya que, a su juicio, existen dos cuestiones importantes. Por un lado, España es el primer país en producción de aceite de oliva y líder a nivel internacional, y con Deoleo "somos líderes en comercialización". Así se complementa, punto que es "de mucho interés", la cadena de comercialización.
En este sentido, ha apuntado también que la alimentación es un sector estratégico y "no deberíamos perder el liderazgo en la toma de decisiones" en un sector como el aceite de oliva "tan importante" para la exportación y la balanza comercial.
Por otro lado, ha pedido a los que sean los nuevos accionistas mayoritarios que "apuesten por la calidad y pongan en valor todas las marcas importantes dentro de Deoleo". "Es importante que pongan la marca en su valor añadido correspondiente y se prime la calidad frente al volumen", de lo contrario "repercutirá negativamente y afectará a la renta de los productores".
UNA "OPORTUNIDAD" PARA EL GOBIERNO
Por su parte, el responsable del sector del aceite en COAG-A, Juan Luis Ávila, ha lamentado "la espantada" de los bancos de esta compañía y ha criticado especialmente a Bankia que "fue rescatado hace poco y ahora deja una empresa tan importante para España y que vertebra una parte importante de la agricultura".
Tras apuntar que Deoleo ha sido "una de las empresas que ha estado presionando los precios a la baja", por lo que ha llamado la atención sobre la mala gestión de la misma, ha destacado la "oportunidad" que tiene ahora el Gobierno para posicionarse en esta compañía.
"Cuando hay voluntad política cualquier cosa es posible y eso se ha visto con el rescate de los bancos. Han buscado la fórmula sin problema para rescatarlos. No tienen excusas", ha subrayado.
PREOCUPACIÓN EN EL SECTOR
Por su parte, el secretario general de UPA en Andalucía, Agustín Rodríguez, ha llamado la atención sobre la preocupación del sector ante la posibilidad de que desembarque capital extranjero en Deoleo.
"Esta empresa es estratégica para el sector del aceite de oliva en España y eso es motivo más que suficiente para que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, pudiera autorizar una operación de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) y cubrir la necesidad de la compañía de entrar capital", ha subrayado.
En este sentido, ha pedido al Gobierno central que valore "mucho" el carácter estratégico de esta empresa por el peso que tiene en el mercado nacional e internacional del aceite de oliva.
"El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, parece que lo tiene claro, pero una operación de este carácter es Montoro quien la tiene que autorizar", ha subrayado Rodríguez, que ha hecho un llamamiento a la responsabilidad.
Del mismo modo, UPA-A ha recordado que España ha producido en esta campaña el 60 por ciento del aceite de oliva a nivel mundial, lo que confirma al país como la primera productora del mundo. Además, más del 60 por ciento del aceite español se exporta a 50 países, lo que lo convierte en un sector estratégico para la economía nacional.
Desde el punto de vista social y económico, tiene una importancia fundamental, puesto que el aceite de oliva está conformado por más de 500.000 explotaciones olivareras, 1.700 cooperativas y almazaras particulares y está presente en más de 400 pueblos, con una potente industria comercializadora capitaneada por Deoleo.