Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Atlantia se adjudica una autopista subterránea en Santiago de Chile en plena OPA a Abertis

La italiana disputaba el proyecto a Ferrovial, Sacyr y OHL
Atlantia, a través de su filial chilena Grupo Costanera, se ha adjudicado el contrato de construcción y explotación de la Americo Vespucio Oriente, una autopista subterránea en la capital del país, uno de los mayores proyectos actualmente en liza en este mercado, por un importe de 500 millones de euros, según informó la firma.
La compañía italiana logra este contrato, por el que también competían las españolas Sacyr, OHL y Ferrovial, mientras está pendiente de que se autorice la OPA lanzada a Abertis.
Con la consecución de esta autopista, Atlantia refuerza la destacada presencia con que ya cuenta en Chile, donde opera 313 kilómetros de vías de pago a través de su filial, participada al 49% por un fondo de pensiones de Canadá.
De estas vías, unos 80 kilómetros están en el entorno de la capital, con lo que se complementarán con la nueva vía lograda ahora.
El contrato consiste en la construcción y explotación de una autopista urbana, de 5,2 kilómetros de longitud, que discurrirá de forma subterránea bajo una zona del Este de la ciudad de Santiago.
Con esta vía, el Gobierno y la ciudad pretenden mejorar la fluidez del tráfico, dado que contará con tres carriles por sentido y un sistema de peaje automático ('free flow').
El contrato abarca además la ejecución de las obras de remodelación urbana en la superficie y en el entorno de la autopista y de un corredor de transporte público.
Cinco grupos o empresas compitieron por esta obra, promovida por el Ministerio de Obras Públicas de Chile. Además de Atlantia, que pujo en solitario, también presentaron oferta Ferrovial, China Harbour, el consorcio formado por Sacyr y OHL, y el compuesto por la también italiana Salini Impregilo y la local Chile Dos.
OFENSIVA CHINA.
El Ministerio de Obras Públicas de Chile destacó el alto interés suscitado por el proyecto entre grandes grupos constructores mundiales, incluidos los gigantes chinos.
En este sentido, tras recibir las ofertas, subrayó que se trata el primer proyecto de autopista urbana de Latinoamérica al que concurre una corporación china.
Asimismo, remarcó que la construcción de la autopista, además de mejorar la movilidad y la fluidez del tráfico, generará "mejoras en el espacio público en superficie". En concreto, el proyecto incluye la construcción de casi 193.000 metros cuadrados de parques y carriles-bici, entre otras dotaciones.