Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Autoridad Bancaria Europea denuncia que 39 grandes bancos se saltan el tope a los bonus de directivos

Les exige que cambien su política de remuneración y pide a supervisores nacionales que actúen
La Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés), ha denunciado este miércoles que 39 grandes bancos europeos -a los que no ha identificado- se están saltando el tope que impone la legislación de la UE a los bonus de los directivos al inflar artificialmente la parte de remuneración fija.
Por ello, la EBA ha exigido a las entidades afectadas que cambien su política de remuneraciones y ha avisado a los supervisores nacionales de que deben extremar los controles y actuar para garantizar el cumplimiento de las normas de la UE.
Según las normas de la UE, los bonus de los directivos bancarios no pueden superar la cuantía de su remuneración fija. Sólo si los accionistas lo autorizan, los bonus podrían llegar a un máximo del doble del salario. El objetivo de estos topes es evitar que los directivos asuman riesgos excesivos a corto plazo.
Sin embargo, algunas entidades han clasificado los complementos salariales o primas que se conceden en función de las responsabilidades asumidas o del valor de mercado de la empresa como parte del salario fijo, lo que a su vez les permite aumentar el importe de los bonus, según denuncia la EBA.
Para la Autoridad Bancaria, la mayoría de estas primas son discrecionales, no predeterminadas, no transparentes, no permanentes y revocables, por lo que no cumplen las condiciones exigibles para ser clasificadas como remuneración fija. De hecho, las entidades pueden ajustarlas o retirarlas de forma unilateral, sin ninguna justificación.
"La EBA clarifica que las instituciones que utilizan estas primas deben cambiar sus políticas de remuneración y reclasificar la ratio entre el componente fijo y el variable para cumplir con los requisitos legislativos de la UE", señala el dictamen hecho público este miércoles.
"Además, las autoridades competentes de la UE que sepan que primas de estas características se están utilizando en sus jurisdicciones deben adoptar las medidas de supervisión apropiadas", subraya la Autoridad Bancaria. "Deben garantizar que éstas se clasifiquen correctamente como remuneración variable, para garantizar que las entidades no se saltan el tope a los bonus", concluye.