Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ayuntamiento de Quart de Poblet apoya a los trabajadores de Coca-cola y pide que se conserven los 87 empleos

El Ayuntamiento de Quart de Poblet (Valencia) ha mostrado su apoyo a los trabajadores de Coca-cola ante la posibilidad ante la presentación por parte de Coca-Cola Iberian Partners de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE), que afectará a un total de 1.253 trabajadores, 87 de la planta de la compañía en esa localidad valenciana.
El Consistorio ha manifestado, a través de un comunicado, que "la planta de Coca-Cola en Quart de Poblet está muy arraigada en el municipio desde su fundación en 1954".
"Se trata de una empresa que ha participado activamente en la vida social, cultural y económica de nuestro pueblo, generando oportunidades para nuestros vecinos y vecinas, por lo que la noticia del posible despido de 87 trabajadores y trabajadoras nos afecta y conmueve especialmente", recalca la corporación local.
En estos momentos, "el ligero descenso del paro no va ligado, desgraciadamente a un aumento de la afiliación a la Seguridad Social, lo que indica que se sigue destruyendo empleo".
Según los datos de la Encuesta de Población Activa, apuntan, la tasa de desempleo en la Comunidad Valenciana en 2013 (27,91% de la población activa) se sitúa por encima de la tasa nacional (26, 03%), y el empleo juvenil se hundió con una pérdida de 5 puntos a lo largo del año pasado.
"Entendemos, pues, que ante esta situación es necesario intensificar los esfuerzos y agotar todas las vías posibles para evitar decisiones que supongan la destrucción de puestos de trabajo, abogando por la creación de empleo estable y de calidad, y la consolidación del existente".
Por todo ello, el Ayuntamiento manifiesta su "apoyo a los trabajadores afectados por el ERE y a sus familias, con el deseo de que las negociaciones entre el Comité de Empresa y los representantes de Coca-Cola Iberian Partners permitan llegar a una solución satisfactoria para ambas partes, y se conserven los puestos de trabajo".