Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

BBVA, Unicredit e Intesa Sanpaolo, los que más liquidez solicitaron en la primera subasta del BCE

La agencia de calificación Fitch ha revelado que las entidades financieras BBVA, Unicredit e Intesa Sanpaolo fueron las entidades financieras que más liquidez solicitaron en la primera subasta del nuevo programa de financiación a largo plazo con objetivo específico del Banco Central Europeo (TLTRO II), cuyo resultado se conoció el pasado 24 de junio.
En concreto, Fitch dice que BBVA solicitó al BCE 10.000 millones de euros del total de 399.288,94 millones de euros, mientras que Unicredit e Intesa Sanpaolo solicitaron 8.400 y 8.000 millones de euros, respectivamente.
Sin embargo, la agencia ha explicado que la liquidez neta que el BCE inyectó en los mercados fue de 32.000 millones de euros, ya que los bancos refinanciaron un total de 368.000 millones de euros correspondientes al primer programa TLTRO.
De este modo, los bancos italianos y españoles fueron los principales beneficiarios de una operación de financiación a largo plazo con un interés del 0% y que podría resultar negativo --el BCE pagaría a los bancos por prestarles su dinero-- si estos aumentan su volumen de préstamos elegibles.
El TLTRO II contempla que el tipo de interés aplicado al programa puede descender hasta el tipo de depósito, actualmente en el -0,4%, si las entidades exceden en un 2,5% el volumen de su préstamos elegibles hasta el 31 de enero de 2018.
En el supuesto de que cada una de las 514 entidades bancarias que acudieron a la primera subasta incremente su volumen de préstamo hasta el nivel en el que se aplica el tipo de interés de depósito, el BCE podría pagar hasta 1.597,2 millones al conjunto de bancos.
Bajo este programa, el BCE suministrará crédito en tres operaciones más, dos de ellas en 2016 (septiembre y diciembre) y una en marzo de 2017 en las que, según Fitch, podría incrementar el volumen de la primera operación como consecuencia del incremento de la incertidumbre producida por el Brexit.