Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

BBVA estima que la economía de la eurozona crecerá un 0,3% en 2013 si se evita un "accidente financiero"

Considera que con "voluntad política" para atajar la crisis del euro las primas de riesgo se reducirán paulatinamente a partir de septiembre
La economía europea será capaz de salir de la recesión hacia finales de este año y crecerá moderadamente en 2013, alrededor de un 0,3%, si las autoridades comunitarias afrontan el riesgo de un "accidente financiero" con "voluntad política", según estima BBVA Research en su informe 'Situación Global' correspondiente al tercer trimestre del año.
En concreto, el servicio de estudios del 'banco azul' urge una implementación "adecuada" de los acuerdos de la cumbre europea de finales de junio, como la supervisión bancaria única y medidas de apoyo al crecimiento, al considerar que podrían evitar dicho "accidente" financiero.
Pero además apunta al "uso efectivo" de los mecanismo de estabilización europeos para las intervenciones en los mercados primarios y secundarios de bonos. "Una rápida implementación de los mecanismos de ayuda financiera y su fortalecimiento en términos de tamaño, así como el acceso a la financiación del BCE son aspectos clave para eliminar el riesgo de ruptura del euro", explica.
Bajos estas premisas de actuación, y tras criticar que la toma de medidas no está llegando "al ritmo más adecuado", BBVA Research prevé que las primas de riesgo y las restricciones de liquidez se irán reduciendo paulatinamente a partir del próximo mes de septiembre.
No obstante, avisa de que no se podrá evitar la recesión en la eurozona este año, para cuando estima una caída del 0,3% ante la caída acumulada de la actividad. "Los países de la periferia seguirán experimentando una recesión intensa, debido a los ajustes fiscales y el proceso de desapalancamiento", indica.
Además, entre las causas de la crisis del euro, el servicio de estudios de la entidad presidida por Francisco González describe la "incapacidad" de combinar cesión de soberanía y mutualización de deuda al ritmo que exigen los mercados, lo que, a su juicio, alarga la incertidumbre sobre la moneda única.