Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

BBVA dice que no puede devolver lo que no ha percibido, ya que actuó solo como intermediario en AFS de Eroski

El BBVA ha afirmado que no puede "devolver aquello que no ha percibido", ya que actuó "sólo como intermediario" en la venta de las Aportaciones Financieras Subordinadas (AFS) de Eroski. Asimismo, ha asegurado que el banco no puede incurrir en "publicidad engañosa, ya que es el emisor (Eroski) el que decide qué publicita y cómo".
En declaraciones a Europa Press, fuentes del BBVA han aludido así a la posición del ministerio fiscal en el juicio por la demanda colectiva de Adicae contra Eroski y BBVA por las Aportaciones Financieras Subordinadas de la cooperativa, que cree que se deben declarar "nulos" los contratos y condenar al banco a devolver las cantidades invertidas por los clientes, mientras que considera que Eroski debe ser absuelta porque la emisión estuvo amparada por la Ley y supervisada por la CNMV.
En este sentido, el fiscal ha afirmado en sus conclusiones que son "abusivas" las cláusulas de los contratos que formalizó la entidad financiera, por "falta de transparencia e información".
En opinión del banco presidido por Francisco González, durante la vista ha quedado "probado" que los empleados de BBVA contaban con formación "suficiente" para la adquisición de las AFS, que se dieron explicaciones "detalladas" sobre el producto a los suscriptores, a quienes se les hizo entrega de toda la documentación necesaria para que tomaran una decisión "reflexionada". Además, ha apuntado que los suscriptores han percibido y siguen percibiendo la rentabilidad pactada con el emisor.
En esta línea, ha manifestado que en el juicio ha quedado "acreditado" que de los más de 75 demandantes que suscribieron y depositaron las aportaciones financieras subordinadas a través del BBVA, como una de las entidades comercializadoras de este producto, "la mayoría tenía una relevante experiencia financiera previa". Como ejemplo, ha citado que el primero de los consumidores que declaró en el juicio tenía acciones de diez empresas diferentes y con experiencia previa, en preferentes y AFS.
Por último, el BBVA ha indicado que, a pesar de que una de las acciones principales ejercitadas en la demanda es la de la existencia de un presunto error de consentimiento, que "ha de ser analizado de forma particular, teniendo en cuenta las condiciones individuales de cada suscriptor, tan sólo se ha practicado la declaración de tres de ellos, no habiéndose examinado el resto de los casos". Finalmente, ha precisado que la media de edad de los declarantes "no era de 70 años, sino de 50".