Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El BCE publica el domingo las notas de su examen a la banca europea con un aprobado general de España

Los resultados de los test de estrés mostrarán que la oferta de crédito en España está lista y a la espera de que se recupere la demanda solvente
El próximo domingo, 26 de octubre, a las 12.00 horas todas las miradas estarán pendientes de la Eurotorre, sede del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort, desde donde el instituto emisor hará públicos los resultados de su examen exhaustivo a los 130 mayores bancos europeos, incluyendo quince entidades españolas, entre las que los analistas no esperan ver ningún suspenso.
El examen, que incluye el resultado de los test de estrés a los que la Autoridad Bancaria Europea (EBA) ha sometido a los principales bancos de la UE, junto al del Análisis de la Calidad de los Activos (AQR por sus siglas en inglés) del sector bancario europeo realizado por el BCE, supone la culminación de los esfuerzos que convertirán desde noviembre a la institución presidida por Mario Draghi en el supervisor único de la banca en Europa.
Según los datos del BCE, el proceso para evaluar el estado de aproximadamente el 82% de los activos del sector bancario europeo ha involucrado a alrededor de 6.000 personas durante los últimos 12 meses y ha requerido la colaboración de 26 supervisores nacionales.
Los resultados individuales de los bancos se presentarán en plantillas estandarizadas y distinguirán entre los déficits de capital identificados en el AQR y los correspondientes a los escenarios base y adverso empleados en los test de estrés.
Aparte de los resultados "banco a banco", el BCE publicará también el próximo domingo un informe agregado sobre el resultado conjunto del examen.
La lista definitiva de entidades incluye a 130 bancos, incluyendo a tres entidades lituanas, país que aún no forma parte de la zona euro. Los quince bancos españoles que han participado en el examen son: BBVA, Sabadell, BFA, Popular, Santander, Banco Santander, Bankinter, Ibercaja, La Caixa, Caja Rurales Unidas, Catalunya Banc, Kutxabank, Liberbank, Unicaja y NCG Banco.
APROBADO GENERAL DE LOS ESPAÑOLES.
Entre las entidades españolas examinadas, el consenso de analistas confía en que "no habrá sorpresas negativas" pues, como señala Domingo Mirón, director gerente de servicios financieros de Accenture, los bancos españoles "han estado a la altura del reto", atendiendo los distintos requerimientos de información, cumpliendo unas planificaciones muy exigentes y comunicando continuamente el grado de avance.
En este sentido, Javier Urones, analista de XTB, ve probable que varias entidades españolas logren "muy buenas notas". De hecho, el experto cree que BBVA, Santander y Kutxabank obtendrán resultados "muy favorables", mientras que las notas más bajas podrían verse en "Banco Popular y Liberbank", aunque siempre dentro del aprobado.
En cuanto al resultado general, Javier Urones señala que "las especulaciones más recientes apuntan a entre diez y once suspensos", que se concentrarían en bancos de países periféricos como Italia, Portugal, Grecia o Chipre, así como quizá el belga Dexia.
"España saldrá reforzada doblemente, primero por no tener ninguna entidad entre las suspensas y en segundo lugar porque confiamos en ver buenas notas", añade Urones.
Esta confianza en un aprobado general de los bancos españoles participantes en el examen se extiende también al Gobierno, donde el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha expresado su convicción de que la banca española "va a salir bien" tras las pruebas de solvencia que realizará el BCE, después de haber invertido "mucho dinero" para su reestructuración y saneamiento.
El ministro reafirmaba este viernes en la Cadena Cope que los resultados para la banca española "serán buenos" y que las entidades españolas saldrán "muy bien" paradas en la valoración de sus activos.
FALTA DEMANDA DE CRÉDITO.
Respecto a las consecuencias de la publicación de estos resultados para la economía, Domingo Mirón considera que "dentro de la prudencia" se puede afrontar esta nueva etapa con optimismo, ya que el coste regulatorio será asumible si genera la confianza y transparencia que el sistema financiero necesita para impulsar su negocio y, consecuentemente, contribuir al crecimiento de la economía.
"Los bancos españoles podrán competir, en igualdad de condiciones y sin complejos, en un mercado cada vez 'más' único y 'más' europeo", señala el experto de Accenture.
Por su parte, Javier Urones considera fundamental la publicación de este examen a la banca europea "para que todo lo que está haciendo el BCE sirva de algo" y califica la prueba como "una valla que hay que saltar" y que el mercado necesita saber que "la gran mayoría de bancos ha superado".
En cuanto a la posible repercusión en el flujo de crédito en España, el analista de XTB subraya que una vez que los resultados de los test de estrés van a constatar que por el lado de la oferta de crédito se está listo, "va a ser cuestión de que datos como la producción industrial y el empleo, así como las ratios de morosidad, confirmen que el lado de la demanda también se recupera".