Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El BCE indentifica cuatro sistemas de pago de importancia sistémica

El Banco Central Europeo (BCE) ha identificado cuatro sistemas de pago principales que pasarán a estar sujetos al nuevo reglamento relativo a los requisitos de vigilancia de los sistemas de pago de importancia sistémica (SIPS, en sus siglas en ingles), que entró en vigor el 12 de agosto de 2014.
Los cuatro sistemas identificados como SIPS son TARGET2, gestionado por el Eurosistema; EURO1 y STEP2, gestionados por EBA Clearing; y CORE gestionado por STET, una iniciativa conjunta de seis importantes entidades de crédito francesas.
"Estos sistemas se han identificado como sistemas de pago de importancia sistémica por cumplir al menos dos de cuatro criterios principales: el importe de los pagos liquidados, la cuota de mercado, la relevancia transfronteriza y la prestación de servicios a otras infraestructuras", indicó el banco central.
El objeto del reglamento es garantizar una gestión eficiente de los riesgos legales, de crédito, de liquidez, operacionales, riesgo general de negocio, de custodia, de inversión y otros riesgos, así como unos procedimientos de gobernanza sólidos, particularmente con el fin de promover el buen funcionamiento de unos sistemas de pago seguros y eficientes en la zona del euro.
Con esta finalidad, la norma será aplicada a los sistemas de grandes pagos y de pagos minoristas de la zona del euro gestionados tanto por bancos centrales como por entidades privadas.
Se trata de la primera ocasión en la que el BCE utiliza sus competencias regulatorias en el ámbito de la vigilancia de los sistemas de pago. El Eurosistema revisará anualmente esta lista a partir de datos estadísticos actualizados.