Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El BCE mantiene los tipos de interés en el 4,25% por la alta inflación

Imagen de archivo de la sede del BCE. Foto: EFEtelecinco.es
El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, ha explicado que el máximo órgano ejecutivo del BCE decidió por unanimidad dejar inalterado el precio del dinero pero que examinó también la opción de bajarlo. "Discutimos ampliamente la reciente intensificación de las turbulencias de los mercados financieros y su posible impacto en la actividad económica y en la inflación, reconociendo el extremadamente elevado nivel de incertidumbre de los últimos acontecimientos", ha apostillado Trichet.
"Somos libres para hacer lo que creamos que es necesario en cualquier momento", ha explicado Trichet, quien ha rehusado comentar si la entidad bajará los tipos de interés en noviembre como pronostican ya los mercados financieros tras sus declaraciones. No obstante, el banquero francés ha hecho hincapié en que la entidad mantendrá "las expectativas de inflación firmemente ancladas en línea con nuestro objetivo".
Trichet ha advertido de que el crecimiento económico de la zona del euro se debilita. Según el presidente el BCE, la reactivación económica del área del euro se debilita, con una caída de la demanda y un endurecimiento de las condiciones de financiación. Ha añadido que "los riesgos inflacionistas para la estabilidad de precios han disminuido algo pero no han desaparecido".
 
La reunión del BCE ha estado precedida del voto favorable del Senado estadounidense al plan de rescate financiero propuesto por Washington y rechazado anteriormente por el Congreso. El banco europeo subió las tasas por última vez a comienzos del pasado mes de julio 25 puntos básicos, hasta el 4,25%, para hacer frente a las presiones inflacionistas derivadas del encarecimiento de la energía y de los alimentos.
Lejos de la estabilidad
Según el cálculo preliminar publicado por Eurosat, la oficina estadística europea, la tasa de inflación interanual de la zona euro se situó en septiembre en 3,6%.Ese porcentaje, aunque dos décimas por debajo del registrado en agosto, se aleja aún de la definición de estabilidad de precios del BCE, que es una tasa cercana pero siempre por debajo del 2%.    
LA/KOD