Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El BCE cree que la recesión "ha tocado fondo" aunque advierte de la volatilidad de los datos

"La significativa política de estímulo en las principales áreas económicas debe apoyar el crecimiento global, incluida la zona del euro", ha asegurado el BCE en su último boletín. 
El consejo de gobierno del banco europeo decidió la semana pasada mantener los tipos de interés en el 1 por ciento, un nivel históricamente bajo para apoyar el crecimiento económico de los países que comparten el euro. Entonces, la entidad aseguró que "el año que viene, tras una fase de estabilización, se espera una recuperación gradual con tasas de crecimiento trimestrales positivas".
No obstante, pese a que su valoración de la economía de la zona del euro y global es más optimista que en otras ocasiones, el BCE mantiene un tono de cautela y advierte de que "la incertidumbre es todavía elevada" y considera muy probable que los datos sigan siendo volátiles.
El BCE ha vuelto a pedir a los bancos que hagan su trabajo, es decir, que tomen las medidas necesarias para fortalecer más sus bases de capital y que se aprovechen de las medidas gubernamentales de apoyo al sector financiero. Igualmente a las empresas y a los ciudadanos les ha pedido que contribuyan a la recuperación.
Primeros en crecer
Algo así han debido hacer en Francia y Alemania, los primeros países europeos en registrar crecimiento del PIB desde 2008.
En el segundo trimestre de 2009, la economía gala ha crecido el 0,3%, lo que supone romper con cuatro trimestres consecutivos de caída. Un incremento igual al registrado en Alemania en el mismo periodo del año.
En cambio, en España los últimos datos registran una nueva bajada del IPC, que se sitúa en el mínimo histórico del -1,4%. Las rebajas de verano están tras la áída de nueve décimas de los precios de consumo. El secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, cree la buena senda iniciada por la primera potencia económica de Europa, Alemania, será positivo para España porque mejorará el sector exterior, lo que "nos ayudará a crecer en la misma dirección que los demás".
No obstante, Campa, tras analizar el IPC, al igual el BCE ha pedido cautela al recordar que aunque la economía alemana ha crecido un 0,3 por ciento, sigue registrando aún una caída interanual del 7,1% mucho mayor que la española -que será del 4% según la estimación del Banco de España-, lo que demuestra que la evolución económica de ese país ha sido "más volátil" que la española. 
El banco europeo señaló que el flujo de créditos de los bancos al sector privado ha permanecido contenido en junio, aunque con diferencias en los sectores. El flujo de préstamos a las empresas ha caído en junio debido a una contracción en los créditos a corto plazo. No obstante, hacia los hogares ha sido algo más positivo que en mayo.
Al otro lado del Atlántico, donde era previsible una mejora de la economía, también se han mantenido los tipos de interés. La Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos sigue con su política de tipos de interés casi cero, en línea con lo esperado.
La Reserva Federal espera que las acciones para estabilizar los mercados financieros y las instituciones, junto con los estímulos monetarios y fiscales y las fuerzas del mercado, contribuyan a que EEUU vuelva a crecer de forma gradual y sostenible sin inflación.