Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

BNG reclama una rebaja de los peajes de la AP-9 y que se levanten las barreras si hay atascos de más de 2 km

El Bloque Nacionalista Galego (BNG) ha registrado en el Congreso una nueva proposición no de ley sobre la autopista AP-9 Ferrol-Tuy, reclamando esta vez una rebaja de los peajes que tienen que pagar sus usuarios y que se incluya en el contrato la obligatoriedad de levantar las barreras si hay atascos de más de 2 kilómetros, como sucedió el pasado mes de julio sin que la concesionaria, Audasa (Itínere), adoptara ninguna medida, comportamiento que los nacionalistas gallegos quieren sea sancionado.
En la iniciativa, que recoge Europa Press y que será debatida en la Comisión de Fomento, el Bloque aboga por que se rescate la AP-9 para convertirla en una autopista gratuita gestionada por la Xunta de Galicia.
Pero, hasta entonces, pide que al menos se sancione a la adjudicataria de la explotación de la vía por "comportamiento abusivo" ya que "cobra a los usuarios de la AP-9 unos peajes excesivos sin ofrecer un servicio de calidad y a la altura de sus elevados precios".
BAJAR LOS PRECIOS
Por eso, quiere además que se renegocie con la empresa una rebaja de los precios de los peajes, ya que actualmente se paga más por viajar entre Ferrol y Vigo (17,65 euros) que entre Madrid y Ferrol (16,20 euros); y que se incluya en el pliego de condiciones la obligatoriedad de levantar las barreras de las cabinas ante atascos que superen los 2 kilómetros, como sucede en otras regiones.
Asimismo, reclama que se obligue a Audasa a ofrecer un programa de descuentos por uso frecuente de la autopista y que repercuta sus "multimillonarios beneficios" --el BNG los cifra en 275 millones de euros desde 2008-- en la mejora de la vía, que adolece de "deficiencias en muchos de sus tramos".
"Es hora de superar la vieja política de los peajes, abusiva y contraproducente para los intereses de los usuarios. Es un modelo agotado que la sociedad no comparte. La AP-9 es la única vía que vertebra todo el territorio gallego, y debería ser un servicio público gratuito", insisten los nacionalistas del BNG.
SANCIONAR A AUDASA
La portavoz parlamentaria del Bloque, Olaia Fernández Davila, registró hace unas semanas una batería de preguntas relativas al "enorme atasco" que se vivió el sábado 26 de julio en el punto de peaje de la AP-9 hacia la autovía de O Salnés, que lleva a poblaciones turísticas como O Grove o Sanxenxo, y que "atrapó" a miles de conductores a apenas cuatro kilómetros de las cabinas durante horas.
La diputada criticaba además que Audasa actúa "siempre del mismo modo" en este tipo de situaciones y que tanto el Ministerio de Fomento como la Xunta se limiten a pedirle que no se repita la situación, pero sin adoptar en ningún momento medidas como sanciones. Además, pidió la comparecencia parlamentaria de Ana Pastor sobre este asunto.
No obstante, al día siguiente Fomento decidió abrir expediente informativo a la concesionaria por "demoras excesivas" en el cobro del peaje en "reiteradas ocasiones" y ordenó a los inspectores del Ministerio que se personaran en el lugar en el siguiente momento de gran afluencia de tráfico para comprobar la adecuada prestación del servicio.
De hecho, el departamento que dirige Pastor advirtió de que se sancionaría cualquier incumplimiento e incluso amenazó a la empresa con abrirle un expediente de anulación de la concesión si no solucionaba el problema.
Por su parte, la consejera de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras de Galicia, Ethel Vázquez, aprovechó la polémica sobre este asunto para reclamar a principios de mes la transferencia de la gestión de la AP-9 a la Xunta y para pedir al Gobierno que homogeneice las tarifas de peajes en todo el país.
En este sentido, el BNG aprovecha su iniciativa parlamentaria para recordar que los nacionalistas gallegos llevan años denunciando estas deficiencias y reclamando sanciones para la concesionaria y el traspaso de la gestión a la comunidad autónoma.
"Resulta satisfactorio comprobar que a medida que se acercan distintos procesos electorales el partido en el Gobierno de la Xunta da por buenas las propuestas ya históricas que hacemos otras formaciones políticas y las asume", añade el Bloque.