Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Baleares aprobará una "amplia" reforma fiscal para 2015 que reducirá todos los impuestos directos

Se rebajará el IRPF, el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, el Impuesto de Patrimonio y las tasas
El presidente del gobierno balear, José Ramón Bauzá, ha anunciado este martes en el Parlament, durante su intervención en el Debate del Estado de la Comunidad, una "amplia" Reforma Fiscal para 2015 con la que "reducirá todos los impuestos directos y tasas" donde el Govern tiene "capacidad normativa".
Bauzá ha señalado así que sus objetivos son "devolver a los ciudadanos parte del gran esfuerzo realizado" para "superar una grave situación de crisis económica y apuntalar y estimular el crecimiento económico para alcanzar mayores tasas de empleo". Así, ha detallado que supondrá "poner en los bolsillos de los ciudadanos 60 millones de euros para estimular la demanda interna".
En este sentido, ha avanzado que se reducirán el Impuesto Sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, el Impuesto de Patrimonio, el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales para vehículos de segunda mano y todas las tasas de la comunidad.
Con esta reforma, Bauzá ha explicado que pretende desarrollar un sistema tributario "más equitativo, con mayor progresividad y que permita luchar contra la desigualdad". Además, según ha dicho, "se pretende potenciar el I+D+i y las energías renovables "como factor de valor añadido para la actividad económica".
Según ha afirmado, "todos los ciudadanos de Baleares pagarán menos IRPF en 2015" y la reducción tendrá "especial incidencia en las rentas medias y bajas". Según ha señalado "se amplían los tramos de la escala de 4 a 6 y se reducen los tipos entre 3,75 y 2,5 puntos respecto de la actual escala autonómica".
"Para los declarantes de rentas inferiores a 15.000 euros, que suponen el 51% en nuestra comunidad, esta rebaja fiscal les supone una bajada del 16% en la cuota autonómica del impuesto", ha aseverado el jefe del Ejecutivo.
LOS TIPOS BAJAN PARA EL 93% DE LOS DECLARANTES.
De esta manera, Bauzá ha detallado que "los tipos bajarán entre el 21% y el 9% para las rentas inferiores a 53.000 euros, es decir, para el 93% de los declarantes baleares".
Asimismo, Bauzá ha explicado que el mínimo personal y familiar se incrementa un 10%, entre los 115 y los 900 euros, siguiendo tres criterios básicos: "la discapacidad, nuestros mayores y las familias con hijos a cargo a partir del tercer descendiente".
De este modo, ha añadido, "una persona mayor de 65 años con una pensión de 15.000 euros anuales tendrá una rebaja total en la cuota autonómica del 46%".
SE MANTIENE LA TRIBUTACIÓN AL 1% DEL IMPUESTO DE SUCESIONES.
Por otro lado, en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones se mantiene la tributación al 1% de los hijos, descendientes y cónyuges y se reducen un 20% las herencias entre hermanos y a favor de sobrinos y un 15% en herencias con cualquier otro parentesco o sin parentesco.
En el caso del Impuesto de Patrimonio, se incrementa el mínimo exento de 700.000 euros a 800.000 euros, lo que supondrá ampliar el número de contribuyentes exentos.
Respecto a la venta de vehículos de segunda mano, Bauzá ha dicho que se reducen los tipos un 20% para toda la escala del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, que se amplía hasta el 50% para los vehículos de más de 10 años y hasta el 100% en los vehículos de más de 25 años.
Además, ha anunciado que las tasas se rebajan un 20%, "excepto las vinculadas a juego y puertos", y en algunas de ellas la bonificación llegará hasta el 100%. Éste es el caso de las tasas vinculadas al inicio o ampliación de actividades económicas o aquéllas relacionadas con la revisión de grados de discapacidad o dependencia, según ha matizado.